lunes, 9 de mayo de 2011

¿Se acuerdan de aquel que dijo que en España la justicia es un cachondeo?

   Sí, hombre, fue Pedro Pacheco, que fue alcalde de Jerez durante muchos años, y lo dijo en 1985, cuando tuvo un conflicto por la demolición de un chalé de Bertín Osborne. Por decir eso, le empapelaron, pero la verdad es que yo me acuerdo de él muchos días. ¿Que a qué viene esto? Resulta que hoy me he enterado de que la audiencia provincial de Murcia ha absuelto por su pericia en la conducción a un conductor al que la policía atrapó después de saltarse un control antialcohol y dar una tasa de 0'45 gramos por litro de sangre. Si se leen la noticia, verán que la aventura de este señor comenzó saltándose el control y continuó con una fuga a toda velocidad con virajes a lo bestia, trompos y semáforos saltados a lo largo de dos kilómetros. Parece, por lo que cuentan todos los medios, que la sentencia absolutoria del juez solo habla de la tasa de alcohol, así que, como supongo que a muchos otros, se me ocurren dos preguntas:
   1.- ¿Todas esas animaladas de película americana (sumadas a una tasa de alcohol que casi dobla lo permitido) pueden quedarse sin sancionar porque, según la audiencia, demuestran una gran pericia al volante?
   2.- ¿No da la impresión esta sentencia de ser una invitación a conducir como salvajes?
   Bueno, pues lo dicho, que hoy es uno de esos días en que me he acordado de Pedro Pacheco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario