lunes, 18 de julio de 2016

Concentración silenciada

   Si hoy puedo escribir este artículo, es porque recibo periódicamente información de Sociedad Civil Catalana y por eso hace unos días me llegó la noticia de que habían convocado para anteayer sábado 16 una concentración en Sitges para protestar por el hecho de que, gracias a una decisión de su Ayuntamiento, el rey de todos los españoles sea persona non grata en aquella localidad catalana. En cuanto me llegó la información, me hice el propósito de mirar hoy en los medios para ver qué decían acerca del acto y, tal y como yo había supuesto, prácticamente lo han silenciado, pues solo he encontrado esta curiosa noticia de La Gaceta, y digo curiosa porque informa el día 15 de un hecho sucedido el día 16. En conclusión, los que queráis saber algo de la concentración podéis pulsar aquí y ver cómo la cuenta la propia SCC en su página.  Me resulta francamente incomprensible este cerco de silencio que rodea a SCC: ¿será que es pecado su propósito de conseguir que en Cataluña quepan todos y se pueda decir en voz alta y clara que uno se siente español y catalán? La concentración de Sitges se enmarca dentro de una campaña que SCC ha emprendido en defensa de los símbolos institucionales, campaña que, además de defender al rey, está haciendo cosas como reclamar que se ponga la bandera española en el no pequeño número de lugares oficiales donde está escamoteada en Cataluña, o exigir que se quiten las esperpénticas esteladas de los muchos lugares de privilegio donde bastantes ayuntamientos las han colocado. ¿Qué hay de malo en estas pretensiones? ¿Molesta a los medios de comunicación españoles que unos ciudadanos defiendan la legalidad y por eso los marginan, en lugar de hacer lo que deberían hacer, es decir, apoyarles, y más, sabiéndose como se sabe que, gracias a la totalitaria y a menudo violenta presión de los separatistas, proclamarse español en Cataluña es también ingrato y hasta peligroso? 
   ¿Va a resultar que los medios españoles aún no se han liberado de aquel sarampión de los años 70 y 80, el de considerar fachas y sospechosos a quienes manifiestan su españolidad en Cataluña o en el País Vasco?  Va a ser esto, va a ser lo de los fachas, lo cual explicaría que solo La Gaceta se haya atrevido a hablar de la concentración. ¡Qué fachas son estos de SCC y qué demócatas, en cambio, son los que se pasan por el _ _ _ _ la legalidad, queman las banderas ajenas o la emprenden a golpes con quienes no son de su cuerda! Os apuesto una cosa: con estos de SCC, va a pasar como en su día pasó en el País Vasco con los de ¡Basta Ya!, que al principio eran literalmente cuatro locos que daban apoyo a las víctimas del terror y del pringoso nacionalismo vasco, los cuales eran ignorados por todos (porque también eran fachas, por supuesto), empezando por la superficial e hipócrita prensa española, pero, cuando con el paso del tiempo fue quedando claro que en realidad habían sido los únicos que demostraron coraje y dieron la cara cuando la mayoritaria cobardía se escondía y callaba, todos, empezando por esa misma prensa y sus amos, se pusieron a dedicarles panegíricos y adulaciones. Puesto que, salvando algunas evidentes diferencias, los de SCC están haciendo en Cataluña lo que en el País Vasco hizo ¡Basta Ya!, o sea, negarse a doblegarse ante un nacionalismo totalitario y engallado, es de esperar que algún día también en Cataluña despierte la vergüenza y empiecen a ser no solo reconocidos, sino además imitados.`
   Por lo demás, yo quisiera que alguien me aclarase una cosa: ¿es normal ese disparate de que unas "autoridades" locales de un país se pongan el mundo por montera y declaren persona non grata nada menos que al jefe del Estado? ¿Sucede en más sitios o es solo aquí en ÑapaEs? Bueno, aunque hay que dejar claro que es solo en una parte de ÑapaEs: Cataluña, que a estas alturas nadie podrá negar que es una región valleinclanesca, una asombrosa muestra de demencia política. Si hemos de hacer caso al artículo de La Gaceta, Felipe VI es non grato en Sitges, Esparraguera, Cervera, Breda, Arenys de Munt y Premiá de Mar. ¿Es esto tolerable? Lo que sorprende es que solo haya alzado la voz SCC, porque yo pienso que, si semejante desatino se hubiera cometido en países como Francia, EEUU o Alemania, no habrían permitido ese desprecio al jefe del Estado y sus artífices, como mínimo, habrían sido fulminantemente destituidos, no se puede ir contra las esencias de una nación, no se puede permitir que unos separatistas menoscaben las esencias de esa nación que quieren destruir abusando de las libertades que las leyes de esa misma nación amparan. Ni para los expolios de los corruptos que arruinan litorales ni para los delirios de las CUP que pretenden romper naciones el haber sido elegidos por el pueblo puede representar que un puñado de concejales chorizos en un caso y desnortados en el otro se autoconceda la potestad de saltarse cualquier límite. Otra cosa que preocupa es que en Sitges esa medida haya sido votada por los concejales del PSC, y en Esparraguera sea este el partido que gobierna. ¿Y aquí nadie dice nada, ni Pedro Sánchez, ni la justicia, ni el Gobierno? ¿Esto solo ha molestado a SCC? En lo que se refiere al PSOE, es patente que no termina de darse cuenta de que su trayectoria 110 - 90 - 85 tiene mucho que ver con su inconsistencia en la cuestión territorial; de seguir así, en las próximas elecciones no pasará de 50 escaños.
   Parece mentira que, a estas alturas, todavía no nos hayamos dado cuenta de que estos jueguecitos que a menudo practican los separatistas no son para nada meras anécdotas sin importancia, sino que son un elemento esencial en su guerra contra el país al que odian y quieren destruir; parece mentira que, salvo SCC, no parezca nadie dispuesto a detener estos planes de desprestigio que únicamente buscan trivializar y debilitar a nuestras instituciones.
   El separatismo es una mala hierba que, si no se frena en seco, se hace invasiva y muy perjudicial, sirvan para demostrarlo, aparte de lo que está ocurriendo en Cataluña, las pretensiones de implantar también en Valencia y en Baleares una hegemonía catalanista. Quienes están para resolver los problemas del país, deberían poner buen cuidado en frenar esta extensión de una ideología tan inequívocamente totalitaria.

2 comentarios:

  1. Hola. No conozco la ideología y objetivos de la SCC, habría que saber también lo que hay detrás. Comparto la discrepancia con el separatismo pero, digo yo Donde quedan los republicanos no separatistas? Porque también es una opción válida.

    ResponderEliminar
  2. Arrasados por la rendición de la izquierda catalana ante los chantajes morales del independentismo. Sería largo de contar, pero te doy las líneas generales. En la Transición, todo aquello que sonara a antifranquista y/o a representación de alguna postura ideológica de las existentes en la República se consideraba progresista y democrático, alegre generalización que dio vitola de progresistas a movimientos tan reaccionarios como los nacionalismos, a partidos tan dudosos como el PNV o ERC, o incluso tan repugnantes como HB, recordarás lo que tardó esta en ser ilegalizada y los reparos de mil índoles que se pusieron. El craso error de creer sin pararse a pensar un poco que en Cataluña, para ser progresista, había que tener un mayor o menor grado de reivindicación nacionalista, lo ha pagado muy caro la izquierda. En los años 70 y 80, era mayoritaria y arrasaba en Barcelona y todo su cinturón industrial, pero, después, poco a poco, los millones de votantes de esas zonas, castellanoparlantes en su inmensa mayoría, que han ido viendo cómo el PSUC o el PSC (la aberrante firma del PSOE en Cataluña) los abandonaban ante la marginación cultural y lingüística que imponía el nacionalismo, les han ido volviendo la espalda. Si tienes tiempo y ganas, busca los resultados que obtenía en Cataluña el PSC entonces y los que obtiene ahora. Esa izquierda "progresista" y "republicana" ha traicionado a sus votantes de clase naturales y los ha sacrificado en el altar del reaccionario separatismo y así hemos llegado a donde hemos llegado. Úneles a esto los aberrantes pactos que en la política nacional han hecho durante años con los nacionalistas el PP y el PSOE para mantenerse en el poder y te sale el cuadro completo.

    ResponderEliminar