lunes, 6 de julio de 2015

Fórmula V (para mayores de 50)

   Probablemente, si el Generalísimo no hubiera estado ahí, el pop español de los años 60 habría tenido un destino en lo universal mejor y más justo que el que le cayó en suerte, porque grupos tan reconocidos como Los Brincos o Los Bravos habrían transpasado nuestras fronteras con la facilidad que por sus méritos les hubiera correspondido, cosa que no hicieron por el estatus de país rarito, marginal y atrasado en el que la dictadura que padecíamos colocó a la España de aquellos años en el contexto internacional. Y si Los Brincos por su amplia discografía o Los Bravos por algunos éxitos puntuales hubieran merecido más reconocimiento del que tuvieron internacionalmente, no es tampoco justo que olvidemos a la nada desapreciable constelación de conjuntos pop que prosperó en aquella época, de la que me vienen ahora a la memoria nombres como Los Pekenikes, Los Relámpagos, Los Ángeles, Los Módulos, Los Sirex, Los Cheyennes, Los Pop Tops, Los Canarios (Teddy, ¿por qué lo hiciste?), Los Íberos, Los gatos negros, Los Gritos, Los AlbasLos Salvajes o los muy peculiares Lone Star, y seguro que me olvido de algún grupo que merecería estar aquí, por no hablar de que de todos los citados he puesto solo una canción,  cuando una buena parte tuvieron más de un éxito sonado. Pero en este artículo quería hablaros de otro grupo: Fórmula V. ¿Por qué? Porque creo que las imposiciones del mercado les acabaron llevando a una producción de canciones pachangueras y a una consiguiente fama de conjunto hortera, fama que considero de lo más injusta, porque este conjunto fue realmente bueno y en sus comienzos, allá por los años 1968 y 1969, si se aupó al nada fácil puesto del número uno, no fue con canciones tópicas y facilonas, sino con títulos de un muy apreciable nivel de calidad, os lo voy a demostrar.
   -De 1968 es un single (¡bendita e inocente época aquella de los sencillos, o sea, esos discos pequeños de 45 r. p. m. en que las discográficas tenían la decencia de vender en formato de dos o cuatro canciones solo aquellas que tenían más éxito!) que lleva como cara A Tengo tu amor, la más alegre y comercial, pero en la B tiene la nada despreciable Ayer y hoy, una canción mucho menos tópica (no digamos si se compara con lo que se oía por la época) y de intenciones y resultados artísticos muy dignos. Solía suceder: en la cara A se ponía lo que vendía y en la B lo que tenía más aspiraciones.
   -De 1969 es Cuéntame, canción que, para satisfacción de los formulistas toda la vida, en los últimos años, gracias a la serie de televisión, ha obtenido el reconocimiento que merecía. 
   -Lo siguiente que publican en 1969 es otro sencillo que lleva en su cara A Busca un amor y en la B, Tu amor mi amor, dos bonitas canciones, y buenas, pero con un inconveniente: tristes. La primera toca el tema de la ruptura y se extiende en consideraciones acerca de la pena, la soledad y la necesidad de encarar el incierto camino amoroso posterior al adiós.  La segunda toca el tema del alejamiento entre los amantes y la melancolía que conlleva. Son temas tradicionales en la poesía y las canciones amorosas y están muy bien tratados por Paquito y Cía, pero había un inconveniente: hasta por la melodía, lo hacían de manera que resultaba demasiado triste, demasiado "de tarde gris". A alguien en la discográfica que correspondiera le debió de parecer que aquello no molaba, que ya era bastante, que no era lo apropiado para las tardes de domingo en la discoteca (pensadas más bien para la luminosidad y la alegría), que no podía ser, que podía acabar ocurriendo que los papás, de ver a las niñas llorando constantemente por el influjo de tan lánguidos trovadores, les acabasen prohibiendo comprar sus discos, o que saliera un imbécil de encefalograma plano pero más jocoso y les arrebatase el mercado, así que (mírese la evolución de los Fórmula a partir de ahí) en ese punto empezó la deriva hacia la fiesta de Blas, Eva María y otras producciones en esa línea. Es verdad que siguieron haciendo canciones en ese registro más intimista que parecía ser el que les salía del alma, pero quedaron relegadas a un plano muy secundario, naturalmente, porque vendían menos. 
   Es una pena que ahora a los Fórmula V se les asocie con la otra línea, la pachanguera (con la que, paradójicamente y dándoles la razón a los ejecutivos de la discográfica,  tal vez ganaron mucho más dinero), cuando las canciones de las que he hablado aquí fueron de las mejores de su época. 
  

3 comentarios:

  1. Perdóname la curiosidad, pero ¿que es un guachiman? he encontrado tu blog debido a nuestro interés común por la lectura. Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Perdóname la curiosidad, pero ¿que es un guachiman? he encontrado tu blog debido a nuestro interés común por la lectura. Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, América:
      La palabra "guachimán" se utiliza preferentemente en el español de Hispanoamérica y significa "vigilante". Podría parecer que es un término procedente de alguna lengua precolombina, pero, en realidad, es un anglicismo, ya que es una deformación de la expresión inglesa "watching man". Un saludo.

      Eliminar