martes, 17 de febrero de 2015

Lo de ABC con Podemos

   Señalaba en un reciente artículo que los nervios de ciertos sectores políticos e informativos con Podemos estaban siendo excesivos y significativos y dejaba allí muestras de cómo en este sentido destacaba de largo el diario ABC. Con ocasión de los recientes patinazos del señor Monedero o sin ellos, ABC se ha embarcado en un machacón empeño contra esta formación política, empeño para el que tiene todo el derecho del mundo, lo que sucede es que lo está llevando a cabo con unos métodos tan faltos de ética e inteligencia que no solo llaman la atención, sino que resultan un tanto ridículos, además de reprobables. Os pongo los últimos ejemplos:
   1.- El pasado día 16, este medio puso un foro organizado por ellos mismos al servicio de la ministra de Agricultura para que esta practicase el alarmismo y el electoralismo barato con esta amenaza: 
   ¡Ahí es nada! ¡Ojo con los rojos, que te quitan la vaca! Es exactamente la misma demagogia que practicaba la CEDA de Gil Robles en los años 30. ¿Se habrán vuelto guerracivilistas los del PP y ABC? 
   2.- Creo que del mismo día es una serie de diez fotos que se titula así:
   Nuevamente, ABC destapa el tufillo rancio que siempre le ha caracterizado. No es de mi gusto el apoyo que Podemos recibe de Venezuela, pero la cuestión que ataca aquí ABC, por encima de esa, es otra, es el supuesto lujo asiático de que se rodean estos señores de Podemos. ABC parece estar en la línea de aquella vieja cantinela reaccionaria de que quienes se declarasen izquierdistas tenían que vivir como anacoretas o como mendigos. Eso, naturalmente, es una bobada. Por otra parte, si a ABC le preocupa el lujo de los políticos, no le hace faltra salir de España, que visite ciertas fincas, auténticos latifundios de recreo, donde se solazan en sus cacerías y demás juergas políticos muy renombrados que no son de Podemos
   3.- Hoy mismo, ya da una estocada que, como profesor, me irrita particularmente: un reportaje hecho en torno a la joven alcaldesa de Redueña, que es, ¡qué casualidad!, del PP. En el titular, se entrecomillan estas palabras de la entrevistada, referidas a Pablo Iglesias, del que fue alumna:
   Sinceramente, esto ya me parece una bajeza de grandes dimensiones. Soy plenamente consciente de que, para parte de los alumnos a los que alguna vez he suspendido, soy el peor canalla que pisa el planeta Tierra, un monstruo de injusticia, un incompetente arbitrario que no se merece el sueldo que gana...; soy perfectamente consciente también de que, desde las bocas de algunas de estas personas, saldrán los motivos más inverosímiles y descabellados invocados como razón del suspenso que les puse. Esto es algo tan viejo como el mundo, y tiene muchos nombres: habladurías, maledicencia, calumnias... ¿Quién puede frenarlo? Nadie, porque, con el paso del tiempo, nadie puede coger in fraganti a esos lanzadores de embustes y ponerlos ante las razones verdaderas (o sea, los exámenes mal hechos) de sus suspensos para dejarlos en evidencia. Así pues, todo profesor está al alcance de esta venganza de los descontentos menos escrupulosos. Sacar a esta señora diciendo estas cosas es una iniquidad de ABC, porque saben que, ni aunque quisiera, podría Pablo Iglesias ir mañana a su redacción a explicar que a lo mejor la hoy alcaldesa de Redueña no fue suspendida por llevar perlitas, sino por otras razones de más peso.
   Termino diciendo algo que ya he dicho en más ocasiones: Podemos está poniendo muy nerviosos a unos cuantos, que están tan obcecados que no se dan cuenta de que la guerra sucia informativa les deja en un pésimo lugar. Y favorece a Podemos, naturalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario