jueves, 16 de mayo de 2013

¿Hasta cuándo va a aguantar esto?

   Abro el ordenador y me encuentro con el notición del día: el juez ha dictado auto de prisión para Miguel Blesa por la maloliente compra del City National Bank of Florida. Si este fuese un país serio, a estas alturas, una noticia como esta estaría representando un auténtico cataclismo político, porque:
   -Miguel Blesa fue el presidente de la ruinosa para casi todos y muy jugosa para unos pocos Caja Madrid en los años más crudos de la burbuja inmobiliaria (de 1996 a 2010) y tiene un tremendo historial de irregularidades que podéis consultar aquí y aquí.
   -Está muy vinculado a Rodrigo Rato, personaje de importancia de sobra conocida para el fregado en el que nos movemos hoy en día y también imputado por lo de Bankia. Dado lo que Rato representó en la economía española y en la mundial de los últimos años, ¿qué debería ocurrir si lo mandan también al talego?
   -Está muy vinculado a operaciones en las que tuvo mucho que ver Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el famoso MAFO  que presidió el Banco de España entre 2006 y 2012 (nada menos) y que hace un par de días estaba en el mismo saco de imputables que Blesa. ¿Qué debería ocurrir si todo un expresidente del Banco de España salta del saco al talego?
   -Entre las obras pías de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid mientras la dirigió Blesa, destaca la concesión de préstamos por un montante de 131 millones de euros al golfo sinvergüenza de Díaz Ferrán. Este dinero más que probablemente perdido está entre el que tendremos que pagar entre todos por el rescate bancario. Eso sí, esto no le impidió durante los mismos años causar con las preferentes un perjuicio de 240 millones de euros a 60.000 ahorradores que no iban en Rolls. Por este asunto, está a punto de caerles una imputación a Blesa, a MAFO, a los dirigentes de Caja Madrid y a los de la CNMV. Ahí queda eso.
   -En la guerra por el control de Caja Madrid que se abrió hace unos años en la comunidad autónoma madrileña (el jocoso asunto del hijoputa), Miguel Blesa era el hombre de Gallardón, ese pío ministro que tenemos ahora subiendo las tasas de la justicia, indultando a conductores kamikaze y persiguiendo con el cuchillo entre los dientes a la ley del aborto. Datos colaterales de este asunto: el beneficiario en la guerra era IU (ejem, ejem) y el sucesor para Blesa que presentaba Aguirre era el inmaculado Ignacio González (véase investigación, preguntas y sucesor).    
   Y sin embargo: 
   -La denuncia por la que se dicta auto de prisión contra Blesa fue presentada por el sindicato Manos Limpias. Este sindicato siempre se menciona en los medios con la coletilla de "ultraderechista" y, si atendemos a su historial y al de sus máximos responsables, lo es, pero resulta bien grotesco que tenga que ser un sindicato ultraderechista quien haya puesto las denuncias que hubieran debido poner organizaciones democráticas como los partidos PP, PSOE o IU o los sindicatos CCOO y UGT, que no lo han podido hacer, sencillamente, porque en mayor o menor medida están todas tocadas por las irregularidades de Caja Madrid y Bankia. Mal síntoma es que una organización ultraderechista ponga en evidencia a las que creíamos democráticas.
   -Aquí podéis ver cómo nos retrataba a Miguel Blesa el rotativo económico 5días en el momento en que abandonó su puesto en Bankia. Un angelito y un as de las finanzas, vamos: ¿cuánta culpa de lo que nos pasa hoy le toca a un cuarto poder enfangado y que se ha habituado durante años a ocultar o manipular la verdad?
            Bueno, amigos, ¿estallará alguna vez la burbuja no ya inmobiliaria sino de residuos variopintos en que chapoteamos o seguiremos tragando inmundicia? Al final, será a nosotros a quienes se nos salga por las orejas, por mucho que nos tapemos la boca y las narices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario