jueves, 28 de junio de 2012

El poder judicial también canta

   A rebufo del caso Dívar, están saliendo noticias acerca de los usos del Consejo General del Poder Judicial y se comprueba que no era solo Dívar, sino que hay algunos más entre sus miembros que padecen un furor viajero que los ha llevado a sitios tan exóticos como la Patagonia y Colombia o China y Australia, ubicuidad que los pone a la altura del mítico Capitán Tan, aunque sospecho que este valeroso aventurero se alojaría en una tienda de campaña, y no en establecimientos que elevasen las facturas a cifras de hasta 10.000 euros.
   Entre estos viajeros figura Fernando de Rosa, actual presidente en funciones del CGPJ, quien en 2011 viajó dos veces a la Tierra del Fuego, o sea, un lugar al otro lado del mundo. El nombre de este juez aparece hoy en otra noticia, cuya lectura recomiendo. Todos sabemos que uno de los peores defectos que puede tener la justicia es la lentitud y que la española esta seriamente aquejada de este mal. El caso de Carlos Fabra es uno de los que muestran más claramente los notorios perjuicios que la lentitud produce en la justicia. Acusado de graves delitos desde 2003, este personaje aún no ha sido llevado a juicio, a base de dilaciones y dilaciones. Hoy, 28 de junio de 2012, nos enteramos de que Jacobo Pin, el actual y décimo instructor del caso, lo tiene a punto para llevarlo a juicio, pero ha tenido que pedir amparo al CGPJ porque Carlos Domínguez, presidente de la Audiencia de Castellón, ha paralizado el proceso de forma anómala. Carlos Domínguez es amigo personal de Carlos Fabra. En 2008, para ser reelegido en su puesto, Carlos Domínguez contó con el apoyo de... Fernando de Rosa. Permanezcamos atentos a la evolución del caso Fabra, tal vez resulte que acabemos todos deseando irnos a la Patagonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario