lunes, 25 de junio de 2012

Buenas noticias

   Quien más quien menos, aquí todos sabemos que la crisis que nos aprieta tiene tanto de política como de económica o tal vez más, porque ha venido en gran parte (o en su totalidad) por razones como haber llevado nefastas políticas económicas, medioambientales o de vivienda; haber favorecido los políticos con sus políticas a sus amigos los banqueros y las grandes fortunas y empresarios; haber despilfarrado los políticos el dinero de todos en su propio beneficio o haberse lucrado los políticos con su corrupción. Siendo así, las soluciones solo podrán ser válidas cuando presenten respuestas políticas tales como la reclamación de responsabilidades políticas y económicas, si es necesario, penalmente; la creación de un marco político que haga inviables los abusos de quienes algún día llegan a dirigentes y administran el dinero de todos; el reparto justo de las cargas de la crisis o la resolución de esta mediante un gran acuerdo de todos los sectores sociales, económicos y políticos. Sé que me dejo muchas cosas, pero este es un asunto ya muy trillado y de lo que quiero hablar es de algo distinto: de que, últimamente, están llegano noticias esperanzadoras en el ámbito de la implantación de la racionalidad en nuestra vida política y espero que la cosa vaya en aumento... y en serio.
   -Buena noticia fue la dimisión de Dívar, porque lo que hizo no podía quedar en nada. Sería mejor noticia aún que la justicia abordase una profunda reforma en España, porque no hay verdadera democracia sin una justicia eficaz y rápida, y todos sabemos de qué pies cojea la nuestra. Recuerdo un dato: que nadie olvide que, en el pleno del CGPJ que se celebró el 24 de mayo, mientras que cinco vocales pedían la dimisión de Dívar, la de José Manuel Gómez Benítez, su denunciante, fue reclamada por siete. Aún hay aquí mucho que arreglar.
   -Buena noticia es que Interior haya advertido a Bildu que su documental enalteciendo a ETA puede costarle la ilegalización. El ayuntamiento de San Sebastián le había dado 9.000 euros de los de todos como subvención a no quiero imaginar qué engendro. Hay que vigilar muy de cerca a esta gente, porque los años en que fueron legales e hicieron lo que les daba la gana fueron nefastos, la historia no miente.
   -Buena noticia es que Anticorrupción haya presentado una querella contra unos cuantos exejecutivos de Novacaixagalicia, ya sabéis, de esos que tenían unas jubilaciones insultantes por haber llevado a la ruina una institución bancaria de las que ahora rescatamos entre todos. Aquí tenéis a dos en una foto:

:
   Se trata de los señores José Luis Pego (18 milloncejos) y Javier García de Paredes (5'3 milloncetes), ¿seguirán riéndose así dentro de una semana? Buenísima noticia sería que todos los ejecutivos bancarios como ellos pasasen por los tribunales, y los que correspondiera, por el estaribel. ¡Ah!, y que devolvieran la pasta.
   -Buena noticia es que vaya quedando cada vez más clara la financiación ilegal del PP, no solo por la razón obvia de que los delitos deben perseguirse y castigarse, sino por lo mucho que este partido está cargando la mano contra los derechos de la ciudadanía en su supuesta lucha contra la crisis. Particularmente abominable es el caso de las comunidades de Valencia y Madrid, puntas de lanza en el aporreo de colectivos, especialmente, el funcionarial: gobernantes envueltos en asuntos como los que están saliendo solo estarían legitimados para una medida: dimitir. Camps ya está frito, pero ¿a qué espera Esperanza Aguirre? La política que ha seguido en general y en los últimos tiempos en particular es tan desastrosa que alcanza cotas como la de ensañarse con colectivos ciudadanos, como el de los profesores. Hace nada ha anunciado otra medida que toma por sí sola: una rebaja de los sueldos de los funcionarios. La parcialidad discriminatoria con que gobierna Esperanza Aguirre tiene muy poca justificación en un país democrático, pero con un partido que parece estar envuelto en una trama de financiación irregular, carece por completo de legitimidad. Muy buena noticia sería que dimitiese esta señora. 

2 comentarios:

  1. Buena noticia: ¡tengo los libros!¡¡¡gracias!!!
    Mala noticia: ¡no te he visto! (y no encuentro tu correo: escríbeme please)

    ResponderEliminar
  2. Lola, la mala noticia es mutua, pero es que estuve primero en el "María Moliner" y desde allí fui a tu instituto. Ya te contaré el berenjenal en el que me metí, con el resultado de que llegué ya tardísimo. En cuanto a mi correo, lo tienes en los créditos de ambos libros, pero no importa mucho, porque ahora mismo voy a escribirte yo uno a ti.

    ResponderEliminar