jueves, 15 de julio de 2010

¿El peor presidente desde que volvió la democracia?

Voy a ser muy breve. Acabo de leer por encima una noticia acerca del actual debate del estado de la nación y esto es lo que me encuentro: al presidente del gobierno poniéndose digno y diciendo que hará cosas que juzgue necesarias aunque duelan. Parece ser que Zapatero se siente un héroe capaz de recortar los sueldos de los funcionarios, de congelar las pensiones, de retrasar la edad de jubilación y de aumentar el periodo de cálculo de esta. No le he visto, en cambio, gestos grandiosos para hacer pagar más a los que tienen muchísimo o para meterle mano al fraude fiscal, auténtica sangría de la recaudación en España. Miró para otro lado mientras sectores empresariales y bancarios se forraban durante los años de bonanza, aun a pesar de asuntillos como la corrupción, la economía sumergida o las calificaciones de terrenos demenciales y/o ilegales. Fue luego muy diligente para inyectar dinero en una banca de la que chupan muchos y de qué modo, pero que pidió socorro a las primeras que vinieron mal dadas, aunque, eso sí, casi al mismo tiempo que ayudaba a la banca, cargaba los platos rotos de la crisis sobre sectores que ni la habían producido ni habían sacado beneficio durante las vacas gordas. Y todo esto, como líder de un partido llamado socialista: ¿de verdad este señor es socialista? Entre sus logros están los matrimonios homosexuales, que eran una petición a gritos de todo el país, la ley de dependencia (algo es algo) y la ley de violencia de género, que ha criminalizado "un poquito" a todos los hombres, hasta el punto de hacer efectivos aquellos versos de Calderón que decían: "pues el delito mayor/ del hombre es haber nacido" (hombre, naturalmente). Se ha empeñado en el berenjenal del estatut con el que parece dispuesto a arrastrarnos a todos a vaya usted a saber qué nuevo disparate; es ciego al desastre educativo y refractario a toda reforma que represente cargarse la LOGSE - LOE, es decir, que represente mejora, etc., etc. etc. ¿Estamos seguros de que este no es el peor presidente de la democracia? Lo que parece claro son dos cosas: que debería irse cuanto antes y que los repuestos en perspectiva tampoco es que entusiasmen. 

2 comentarios:

  1. Al ver y oír fragmentos del debate sobre el Estado de la ficción, perdón, nación, me han asaltado las mismas preguntas, Pablo.

    Yo no tengo ninguna duda, Zapatero no es socialista ni demócrata, es un político profesional cuya única meta es el poder y que carece de ideología, de escrúpulos. Y que pertenece a un tipo de político que sólo ha vivido de la actividad partidista y que carece de méritos intelectuales y profesionales.

    Es una desgracia para el PSOE y para el país.

    ResponderEliminar
  2. No sé por qué pone el extraño nombre de Carlos. Soy Mariano.

    ResponderEliminar