jueves, 1 de mayo de 2014

Gomendio ataca de nuevo



   Según reflejan diversos medios de comunicación, doña Montserrat Gomendio se ha despachado en una conferencia internacional sosteniendo que, en la última década, en España se ha invertido mucho en educación, pero no bien, ya que la mayor parte de la inversión se ha desviado a reducir la ratio alumno-profesor y a mejorar el salario de los profesores. Sorprende e irrita ver cómo alguien con altas responsabilidades públicas se permite alegremente ir soltando necedades que son a la vez flagrantes mentiras. Debería recordar la señora Gomendio que, ya en los tiempos de bonanza, los profesores estuvimos recibiendo incrementos salariales que nunca superaron el IPC oficial y a menudo quedaron por debajo; que, a partir de 2010, hemos sido víctimas de la rebaja salarial de Zapatero y de las posteriores del PP, en forma de congelación de subidas y rebaja de pagas extraordinarias; que, en muchas autonomías, se nos han empeorado las percepciones por complementos consolidados, aumentado las horas lectivas, reducido días de vacaciones en verano, aumentado considerablemente el número de alumnos por aula… cosas que, además de haber llevado a muchos profesores al paro y haber reducido la calidad del servicio, han representado trabajar más por lo mismo (ya recortado), o sea, ganar menos. ¿Cómo puede, pues, la señora Gomendio afirmar que se han desviado fondos para pagar a los profesores? Y por cierto: pagar a los profesores por su trabajo es un fin lícito y justo; el término desviar se usa más bien para gastos descabellados, excesivos, indebidos, indeseados o ilícitos: ¿acaso cree doña Montserrat que los profesores no nos merecemos lo que se nos paga? ¿O con esta mentira esta ya preparando el terreno para futuras y previstas canalladas salariales? El menospreciarnos para enmascarar cómo nos machacaban es una indignidad que ya cometieron ilustres próceres, como José Blanco o Esperanza Aguirre.
   Sea lo que sea, si la señora Gomendio quiere saber en qué consiste de verdad desviar fondos, que pregunte sobre esta práctica en el partido que la ha elevado a tan alto cargo político, que pregunte a Bárcenas, Sanchís, Naseiro, Fabra, Blesa, Aznar, Correa..., que pregunte por despilfarros como Terra Mítica, la Fórmula 1, las visitas papales, el aeropuerto de Castellón, los AVES ruinosos, el endeudamiento brutal de Madrid con la reforma de la M-30... Que pregunte, y así se enterará de lo que es desviar dinero. 
   Como llevan nuestros políticos haciendo durante lustros, particularmente, los del PP, la señora Gomendio se dedica a atacar al profesorado, es decir, al personal del ministerio del que ella es muy alto cargo: ¿dónde espera llevar la nave si maltrata a los marineros? La LOMCE es una ley que trae todos los disparates de la LOE y añade los de su propia cosecha, creo que es CCOO quien tiene publicado un documento bastante bueno en el que vienen cotejadas ambas, buscadlo si os interesa. Para sacar adelante este engendro, a la señora Gomendio a lo mejor le interesaría ganar apoyos o, como mínimo, no incrementar el ya crecidito número de adversarios que tiene, pero parece que sus designios son otros, ¿qué podemos esperar de alguien que procede con tal finura estratégica? Tranquilos: lo más que le queda al timón de la zozobrante nave es un año y medio, tampoco es tanto.     

25 comentarios:

  1. Gracias Pablo, reflejas perfectamente en la situación en la que me veo, porque ya sabes que yo acumulo todas las circunstancias que cuentas, con el añadido, que nunca tuvieron en cuenta los sindicatos (y he tenido alguna agarrada fuerte con sus representantes cuando se atrevían a ir a mi instituto..., ahora no aparecen nunca) de que todas las asignaturas no son iguales, no son iguales ni su didáctica ni sus conenidos..., pero qué más da si los profesores "no estamos preparados".
    Sólo tengo una y otra vez la tentación en convertirme en esa profesora incompetente y cínica al estilo de esa señora. Mejor me iría y dejaría de ser una esclava despreciada. Lo siento, pero me puede el asco.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, lo que más destaca después de la iniquidad y la falsedad de esta actuación de la señora Gomendio es la incompetencia que revelan. Políticos envenenados y sin escrúpulos que no han vacilado en apalearnos y calumniarnos en beneficio de sus intereses ya hemos padecido unos cuantos, pero, en esta ocasión, Gomendio da además una tremenda muestra de torpeza, ya que, dadas las actuales circunstancias, estas palabras se le iban a volver en su contra sin duda. Pero, en fin, en ningún sitio pone que a los políticos y altos cargos haya que suponerles excelencia.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, sr Guachimán, por el estupedno artículo, cuyo contenido comparto, comas inclusive. El enfoque hacia el asunto conceptual de la "desviación de fondos" me parece brillante. En mi opinión, las palabras de esta ricachona señora deben enmarcarse en el momento en el que fueron pronunciadas: inmediatamente antes de entrar a la reunión en la que se tenían que aprobar cuestiones relativas al Estatuto Docente y, en concreto, a nuestra carrera profesional. La estrategia del ministerio (o sea, de su novio y de ella) es dejar claro que ya se les ha dado demasiado a los profesores (aunque sea una mentira vergonzosa) para que así se tengan argumentos con los que negarse a todo lo que en dicha reunión se le pida a la Administración. Perfidia suma que no encierra sino una profunda aversión hacia nuestro colectivo. Si vis pacem, para bellum...
    Por último, me permito poner en tu conocimiento que esta misma mañana de 1 de mayo, en la que este humilde seguidor suyo ha estado currando en asuntos docentes (laboriosidad desinteresada que, pedorreta incluida, le dedico a la millonaria amancebada del innombrable), la asociación profesional que tengo el gusto de representar ha enviado a todos los medios de comunicación de la Comunidad de León y Castilla una nota de prensa en la que solicita el cese inmediato de esta sujeta con cargo a su incapacidad manifiesta para detectar los orígenes de los problemas educativos y a su indisimulable animadversión hacia el colectivo docente. Puedes encontrar el texto completo de la nota en el siguiente enlace: http://www.aspescl.com/Actualidad/Act_2014/cese%20gomendio%20web.pdf
    No estaría de más que el resto de fuerzas sindicales, así como el conjunto del profesorado, procediera a hacer lo mismo. Este tipo de individuos cuyo principal combustible ideológico es la difamación, sobre en cualquier estado de derecho. Gracias por permitirme participar en tu blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezaré, Manuel, por decir para quien no lo sepa que en tu blog también tratas hoy este asunto, cosa lógica, ya que no es para que los profesores nos quedemos tan tranquilos, y que recomiendo que se lea tu artículo (para entrar en el blog, basta con pinchar sobre Manolo M. en tu comentario), ya que aporta interesantísimos datos. En segundo lugar, te comunico que visitaré ese enlace que facilitas en cuanto pueda. Tercero: en la enseñanza deberíamos montar una huelga, pero de las de verdad, entre otras cosas, para descabalgar a gente tan incompetente como los señores Wert y Gomendio, que además de cargarse definitivamente la eseñanza pública, parecen dispuestos a arrancarnos la piel a los profesores.

      Eliminar
  4. Fe de erratas: en la primera línea de mi anterior comentario, donde dice "estupedno", quiere decir "estupendo" y en la penúltima línea, donde dice "sobre", quiere decir "sobra", como es lógico. Es lo que tiene escribir en cacharros portátiles con teclas pequeñas. Pido disculpas por estos errores, tan indignos de la cuidada redacción del artículo que pretendían comentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel: te diré que yo errores o erratas de ese tipo los cometo a paletadas (por razones de mala vista y torpeza digital), de modo que aquí, dado que los comete el anfitrión, ni que decir tiene que se les perdonan a visitantes.

      Eliminar
  5. Sr. Guachimán, como no puede ser de otro modo, yo también le felicito por la entrada que nos ocupa. A mí es que me avergüenzan dirigentes así. Y es que lo veo tan, pero tan claro como que el sistema educativo no tiene arreglo porque sospecho que no interesa que se arregle, no vaya a ser que los alumnos acaben aprendiendo y pensando de verdad y se nos conviertan en ciudadanos no manipulables. Lo de que nos queda año y medio de sustos ya no lo tengo tan claro, que los votos en este país tienen mucho de visceral y poco de razonamiento (somos un poco brutos y si no, fíjese en mi comunidad -la valenciana-). Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Amiga Vega, si eres de las personas que están viviendo en primera línea las aberraciones que se están viendo en Valencia, quiero decirte que tienes toda mi solidaridad por la indignación que no dudo debes de sentir ante lo que allí se está viendo y los personajes que os ha tocado padecer (verás que algunos de los ejemplos que cito en mi artículo son precisamente de allí). Por supuesto, aunque los vea más de lejos, yo, como español, también me considero un afectado por las andanzas de Fabra o Camps, aunque no tengo la fortuna de padecer a Rita Barberá, pero no te preocupes: he sufrido a Gallardón o a Ana Botella. En cuanto a lo de los votos, estoy contigo en que el PP podría volver a gobernar, lo que ya me parece muy dudoso es que Wert o Gomendio sigan en el gobierno más allá de noviembre de 2015. Wert está más quemado que el palo de un churrero y Gomendio, aunque parece claro que está maniobrando para colocarse como su sucesora, lleva en los últimos tiempos cosechados tantos motivos de impopularidad que es muy probable que llegue a esas fechas tan detestada como el ministro o más.

    ResponderEliminar
  7. No tengo nada que aportar. El artículo es estupendo y tan certero como siempre. Y los comentarios, más que pertinentes. Mi única duda es si realmente estas declaraciones se han hecho por torpeza. No puede ser. Debe haber alguna otra razón...

    Por cierto, como Vega, yo no creo que vaya a haber cambio de gobierno...en realidad, no lo habría aunque pasara gobernar el psoe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más que razonable tu duda, Alberto. Una posibilidad es la que apunta Manuel más arriba: que sea una andanada hacia el estatuto docente, algo así como decir: ojo, porque de este papelito no vais a sacar ni un céntimo. Otra, que no sería incompatible con la anterior, que las declaraciones sean una ofrenda áulica para agradar a los oídos más miserables y ultramontanos de su electorado y su partido. Ambas encajarían con los deseos de hacer currículum que muestra la señora Gomendio.

      Eliminar
  8. Con el permiso de Pablo: Vega, ¿trabajas en Valencia? ¿podría contactar de alguna forma contigo para comentarte algo relativo al asociacionismo del profesorado de secundaria? Pablo ya sabe a qué me refiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permiso gustosamente concedido. Y te recuerdo que tenéis mi apoyo para gestiones y accciones en Madrid. Te he comentado ya que veo poco entusiasmo y pocas posibilidades, pero de vez en cuando encuentro a personas no tan ancianas como yo que podrían estar interesadas en hacer algo. Mándame información que yo pueda presentar a la gente como elemento de presentación.

      Eliminar
    2. Alberto, yo sí trabajo en la taifa valenciana. Todo lo que dice Pablo en la entrada se concentra en mi caso por desgracia.

      Eliminar
    3. ¡Ah! ¿sí, Hesperetusa? Entonces me temo que te voy a molestar un poco, si me lo permites, claro. ¿Y podría molestarte un poco en alguna dirección en concreto? Algún correo electrónico o similar...es para comentarte un asuntillo...

      Eliminar
    4. Claro, Alberto.
      En los comentarios que te he hecho en tu blog debe salir la dirección de correo que utilizo. Si a Hesperetusa le pones la arroba con gmail o Outlook también son correos en los que estoy. Aunque este mes para mí es demencial porque estoy tanto con el final de curso de bachillerato como presentadome a exñames de la UNED, pero una vez pasen ambas cosas tendré más tiempo.

      Eliminar
    5. Muchas gracias. No me sale el correo. Te escribo al gmail a ver. No te preocupes, me contestas cuando puedas. Por cierto, también yo estaré en un mes de exámenes en la UNED. Un saludo.

      Eliminar
  9. Lo tengo en cuenta, Pablo. Gracias. Por las dos cosas.

    ResponderEliminar
  10. Hola de nuevo. Alberto, no es que no puedas contactar conmigo; es que no soy profesora, solo soy una mamá que llegó a este blog hace muy poquito vía "El ballet de las palabras". Me interesa mucho la cultura (aunque no tengo la que me gustaría ni mucho menos) y, por encima de todo, la educación de mis hijos, que están en primaria aún. No conozco los entresijos de vuestra profesión más allá de lo que ven mis ojos y percibo a través de mis peques. Lo que sí sé es que padres, profesores y alumnos estamos (o deberíamos estar) en el mismo barco y no llevamos buen rumbo precisamente. Y los señores políticos, que también deberían ir con nosotros en el barco, pues no, han debido elegir otro medio de transporte porque no nos encontramos por lo que se ve. Yo aprobé la Selectividad hace muchos años y no pude estudiar por motivos económicos y veo que treinta y pico años después, estamos en lo mismo (algo debemos haber hecho mal).

    Hay quien cree las patrañas que se dicen, pero debéis saber que hay muchos padres que entienden la situación y saben de los esfuerzos del profesorado por hacer su labor lo mejor posible y las dificultades con las que lucháis todos los días. Desde casa, con los niños, hacemos lo que podemos por apoyar vuestro esfuerzo y ayudar a los críos que sufren las consecuencias de tanto despropósito. Recibid un afectuoso saludo y mucho ánimo y fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh...pues qué lástima (y qué despiste, porque creo que lo habías dicho antes). ¿Y conoces en tu tierra profesores que vean las cosas de forma similar a como las estamos tratando aquí, por ejemplo? Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola, pues por aquí, aunque quieren a Wert y a su Lomce tanto como vosotros, con el tema del bilingüismo, estudiar por proyectos y nuevas corrientes pedagógicas, creo que no llegaríais a buen fin. Son asuntos intratables, en especial la lengua valenciana, con lo que ya ha habido mucho, pero que mucho conflicto. De hecho, si algo llamó mi atención en este espacio fue, entre otras cosas, esta cuestión, porque por aquí, si no defiendes esas posturas, eres un intolerante, un fascista y cosas por el estilo (alucinante). Es muy, muy peliagudo, muy complejo y casi imposible de debatir.

      Por lo que a mí respecta, con los profesores que me afectan por mis hijos, mantengo un trato respetuoso y cordial, colaboro cuando necesitan de mí, pero lamentablemente nada más.

      En cualquier caso, indagaré en la medida de mis posibilidades y si encontrase a alguien que quisiera y pudiera seros de utilidad os lo diría, por supuesto. Saludos.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Vega. El asunto es que sería importante que en todas las comunidades hubiera asociaciones de profesores de instituto. En Valencia no hay. Yo estoy en contacto con algunos profesores, pero si sabes de alguien, por favor, dímelo para intentar contactar. Respecto a las acusaciones de las que hablas, a mí, a estas alturas, me resbalan. Aquí nos han llamado también de todo. Bueno, no de todo, más bien, "de uno" y más bien al comienzo de toda esta aventura porque los hechos y las actuaciones ponen a cada uno en su sitio. Un saludo.

      Eliminar
  11. Está claro que la guerra no es con los padres, Vega y a mí particularmente me molesta que a veces parta de los poropios profesores esa imagen, porque no es cierta, es injusta y fomentarla nos perjudica como colectivo profesional. Suelo dar datos particulares como este (y a lo mejor te lo he dicho ya): hasta la fecha, en este curso he tenido 52 entrevistas con padres, de las que solo dos han sido conflictivas, ambas por teléfono, y en uno de esos dos casos, una posterior entrevista cara a cara terminó amistosamente y con acuerdo. La leyenda del enfrentamiento viene de que, como en todo, los casos conflictivios alcanzan más eco y por eso parecen ser más de lo que son.

    ResponderEliminar
  12. Lo de Wert y su "amiga", la señora Gomendio, es para indignar a cualquiera. Que esta señora tenga la osadía de mentir tan descaradamente sobre lo que la ley de Educación ha ido reduciendo una y otra vez es como si nos llamara tontos.

    Nos quieren imponer una ley a las correprisas que no tiene pies ni cabeza. Una ley condenada al fracaso, una ley sin sentido. Veremos a ver cómo salen ahora del paso para que la Formación Profesional Básica (lo que hasta ahora eran los PCPIs) empiece a funcionar en Septiembre como ellos pretenden, sin haber sacado aun los currículos, sin saber todavía en qué centros se van a implantar, ni qué profesores lo van a impartir. Así planifica las cosas esta gente.

    http://www.eldiario.es/sociedad/directivos-instituto-implantar-FP-septiembre_0_255124696.html

    ResponderEliminar
  13. Lourdes, aunque yo soy del todo contrario a la LOGSE, si miras cómo se respetaron en su implantación ciertas formas (apertura de un periodo de debate, publicidad, intento de llegar a todos los sectores implicados, "cajas rojas"...), está a años luz de esta LOMCE, que va dando bandazos y en muchas cosas no es más que un parcheo, por no hablar de que, sobre determinados problemas flagrantes que están ahí y sobre los que el PP dio mucho la lata, tales como la conflictividad, no aporta nada, prácticamente, ni se pronuncia. Es una auténtica chapuza en los modos y en los contenidos, hay un norte claro, que es el de favorecer a la concertada, y en lo demás es un lío. Además de esto, deja, como ya he dicho, muchas de las peores cosas de la LOE, como el coladero o esa curiosa conversión del PP a la estigmatización de la memoria. Como gestores, estos señores están demostrando ser unos verdaderos ineptos. Pero no quiero acabar sin decirte una cosa: ojo con la asociación de directores, que van muy a la suya. En Madrid, perdieron una oportunidad de oro para demostrar que eran creíbles en 2011, cuando, en lugar de tomar posturas claras contra las tremendas instrucciones de Aguirre y Figar (las famosas promulgadas un 4 de julio), las acataron con unas inocuas e inicuas críticas de boquilla. No creo en ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Suscribo todo lo que dices.

      Eliminar