martes, 17 de junio de 2014

El verdadero objetivo del programa bilingüe

  
   Hoy reflejan los medios comunicativos la noticia de que el programa bilingüe de la Comunidad de Madrid se ha hecho ya extensivo al bachillerato. Quiero llamaros la atención sobre la presentación de la noticia en el informativo madrileño de RTVE. Pinchad este enlace y podréis verlo, no os llevará más de tres minutos.
   Puede que alguien no avisado vea en estas imágenes un acto educativo al que han asistido políticos, pero que nadie se equivoque: es un acto político en el que se exhibe a unos niños con el fin de que esos políticos saquen provecho político de sus habilidades. Una manipulación, porque, entre otras cosas, a esas habilidades se puede llegar muy bien sin implantar un programa bilingüe extensivo tan draconiano y demencial como el de la Comunidad de Madrid. Esto es lo que llevo diciendo mucho tiempo: todo el programa bilingüe de la Comunidad de Madrid está montado al servicio de breves instantes de gloria como este: no importan para nada las cuestiones educativas, no importan ventajas o inconvenientes, no importa lo que pueda haber detrás o por debajo de una exhibición de un minuto y medio en la que participan un puñado de niños: lo que importa en realidad es poder salir algún día en la televisión diciéndole al elctorado: ¿ven lo bien que hablan inglés nuestros niños? Es gracias a nuestro programa bilingüe. Vótennos.
   Para los que no conozcáis mis argumentos contra el bilingüismo escolar, dejo estos enlaces:
   2.- Un damnificado

 

7 comentarios:

  1. En mi comunidad (la valenciana) somos más guays todavía: tenemos trilingüismo, ¡hala!
    No digo más. Saludos y ánimos a todos.

    ResponderEliminar
  2. Y eso que de tu comunidad se podría decir una enciclopedia: una de las que han tenido mayor corrupción está tapando las vergüenzas de su deslegitimada clase política (Blasco, Camps, Zaplana, Barberá, Costa, Fabra...) a base de políticas antisociales, particularmente, contra los profesores. La ética del PP valenciano está en el subsuelo.

    ResponderEliminar
  3. Hay más exhibicionismo con esto del bilingüismo que con las banderitas de Ana Botella en Madrid. "Españoles, engalanad las aulas con bilingüismo". La estrategia de meter la mierda debajo de la alfombra para que no se vea lo que hay. Un asco.

    ResponderEliminar
  4. Entre hacer demostración de los conocimientos de los alumnos y hacer interesada exhibición hay una frontera que la ética educativa de siempre prohibía traspasar. Nuestros gobernantes de hoy en día hace tiempo que perdieron la ética. Los móviles que hay detrás de esa presentación son exactamente los mismos que los que había detrás de las tablas de gimnasia multitudinarias que se hacían en las demostraciones del 18 de julio. Lo mismo sucede con la hipocresía propagandística: en aquella época, que yo viví como alumno, en la inmensa mayoría de los colegios se hacía (cuando se hacía) una educación física penosa, y mucha era, precisamente, aquellas ridículas tablitas de gimnasia que se sacaban de unos librillos distribuidos por el ministerio; hoy en día, los logros de la enseñanza bilingüe, que no dudo que los habrá, pero que insisto en que podrían alcanzarse por medios mejores, conviven con un importante caudal de inconvenientes que el señor González pretende tapar sacando un minuto y medio a unos niños preparados para la ocasión. Manipular, engañar, vivir de las apariencias, ocultar los problemas, imponer políticas con el propósito ante todo de que se beneficie el que las impone: esto es lo que hay hoy en España.

    ResponderEliminar
  5. He encontrado este blog buscando opiniones sobre la realidad del bilingüismo. Soy profesora de secundaria en Castilla-La Mancha y debo confesar que es un tema que me provoca cierta ansiedad. Llevo años asistiendo a academias porque no quiero olvidarlo, viajo al extranjero,..., pero lo hacía como hobby, me divertía,..pero también he de decir que soy nula para los idiomas.
    El "decretazo" del bilingüismo ha traído el bloqueo de plazas con dicho perfil para el concurso de traslados. Teniendo en cuenta que el futuro de mi centro es incierto (está situado en una zona rural muy desfavorecida demográficamente), mi futuro pasa por un "si o si" convertirme en bilingüe.
    Continúo preparándome pero ahora me pesa como una losa. Me veo incapaz de dar una clase en inglés, no quiero enseñar en inglés, trabajo en la escuela pública española y como tal quiero impartir clase en ese idioma. ¿Acaso soy una pésima profesora por ello? Ya pase el filtro de una oposición pero, sobre todo, lo demuestro día a día, con mi experiencia. Soy profesora de Ciencias Sociales y creer que intento hacer mis clases lo más atractivas posibles, continuamente estoy buscando innovar para atraer al alumnado hacia la historia. Me veo incapaz de hacer todo esto en otro idioma y me pesa, vaya si me pesa. Me consta que en mi Comunidad está trabajando gente con el B2 pero que, sin embargo, no ha aprobado la oposición ¿no hablaba este gobierno de cambiar el sistema de oposición para expulsar de las listas a aquellos que sólo firmaban el examen?¿a esto llaman calidad?

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga: no sé si ha leído solo este artículo o ha tenido también la paciencia de leer los que enlazo en él. Si ha hecho esto último, habrá comprobado que los argumentos en contra del bilingüismo que se está imponiendo en nuestra escuela son muy numerosos y, buena parte de ellos, además, de indiscutible solidez. Otra cosa que tiene en contra el bilingüismo es a muchas personas, tanto entre el profesorado como entre los padres, personas que, en su mayoría, o han comprendido desde el principio que este plan es una gran estafa que puede hacer bastante daño, o, directamente, han sufrido ya esos daños, y lo grave de este segundo caso es que recaen sobre las espaldas de los alumnos, personas muy indefensas ante los enjuagues de burócratas y políticos irresponsables y ambiciosos. Todos los argumentos que usted maneja están entre los de ese caudal que le he mencionado. Que dar las Ciencias Sociales en una lengua extranjera es un disparate muy perjudicial para la formación de los alumnos es algo que han comprobado y sostienen muchos padres y buenos profesores; que se empieza por el hecho de que a lo mejor ni los profesores habilitados están preparados para dar esas clases lo reconocen bastantes profesores, le diré que, a mi juicio, los más honestos y responsables; que se está extendiendo el bilingüismo a base de ponerles una pistola en el pecho a los claustros es una verdad como un templo que conozco por experiencia propia (en mi centro, que se resiste, hemos tenido ya ¡cinco votaciones! para colarlo) y por mil testimonios como el suyo; que entre los profesores que defienden el bilingüismo la mayoría -siento decirlo, pero estoy convencido de ello- no lo hacen por creer en él, sino porque les brinda un coladero para alcanzar puestos con los que de otro modo no podrían ni soñar es no solo un hecho contrastado por la experiencia, sino un dato que habla muy mal del colectivo. Y luego están los enjuagues de los que usted habla, el querer colar a lectores extranjeros como profesores y otras inmundicias: esto no tiene el menor fundamento, pero se sostiene porque beneficia y gusta a los que mandan, y ya sabe usted como son los que mandan en el país y en la enseñanza. Naturalmente que esto no es calidad, es lo que hay. Ánimo.

    ResponderEliminar