jueves, 25 de febrero de 2016

"Están haciendo un teatro" y otras patadas al diccionario

    Hoy voy a dejaros una breve relación de expresiones erróneas que tienen cierto éxito. Ahí van:
   1.- "Comprensible" por "comprensivo". Con cierta frecuencia, me encuentro esta confusión en escritos de mis alumnos, en frases como, por ejemplo, esta: Perdí el autobús y llegué tarde a casa, pero mi padre es muy comprensible y no me regañó. La verdad es que se trata de un error que no me he encontrado nunca fuera del ámbito escolar, al contrario de lo que ocurre con los que os pongo a continuación, los cuales he oído o leído con demasiada frecuencia en los medios de comunicación.  
    2. Fueron abusados.- Supongo que este uso será un calco mal tomado del inglés, pero, sea lo que sea, lo cierto es que cada vez es más frecuente encontrar frases como esta: El joven fue abusado en su infancia por un familiar. El verbo "abusar" no es transitivo en español, sino que precisa un complemento regido, en otras palabras, podemos decir: Abusaron de ella en un despoblado, pero no La abusaron en un despoblado, de modo que tampoco podemos usarlo en voz pasiva. Si queremos usar el verbo "ser" en este tipo de contextos, podremos hacerlo con valor copulativo, en construcciones como esta: El joven fue víctima de abusos en su infancia
    3.- "Hacer aguas" por "hacer agua". Creo que contra este error ya hablaba Lázaro Carreter, de modo que, si aun así no solo se sigue cometiendo sino que lleva camino de imponerse, de poco van a servir las admoniciones de un simple guachimán; no obstante, me lanzaré a ello. La frase "hacer aguas" es un eufemismo que equivale a "orinar", mientras que la construcción "hacer agua" procede del lenguaje marinero, en el que se utiliza cuando en una embarcación empieza a entrar agua con el consiguiente peligro de que se hunda, de ahí que la utilicemos cuando en algún asunto las cosas van mal.  Particularmente aficionados a este mal uso son los comentaristas deportivos, entre los que son muy frecuentes frases como esta: La defensa del Barcelona hizo aguas en la segunda parte y sobrevino la debacle. Es completamente lógico: si Alves, Piqué, Mascherano y Alba se ponen a mear detrás de la portería, aparte de quedar como unos marranos y ganarse una merecidísma tarjeta roja colectiva, dejan solo al pobre portero, al que empezarán a caerle goles a granel. Aprovecho para llamar la atención sobre la palabrita "debacle", una cursilería que solo manejan, nuevamente, los comentaristas deportivos, que tendría muy a mano otras como "desastre", "catástrofe", "naufragio", "derrumbe", "hundimiento"...
    4. "Es buena gente".- Dicho de un colectivo, está bien, pero suena muy mal si se refiere a una persona en singular: podemos decir: El pueblo de Madrid es buena gente, pero no Alfonso es buena gente. En este mal uso he visto caer incluso a personas de elevada formación, ya que sospecho que su fortuna se debe en buena parte a un afán de aparentar campechanía, pero la verdad es que en origen es un tremendo vulgarismo. 
   5.- "Los del PSOE están haciendo un teatro".- O los del PP, o los de Podemos, o los de Ciudadanos, da igual, el caso es que "hacer un teatro", así, con el artículo, debemos entenderlo como el acto de construir un edificio que en su día será destinado a la representación de piezas dramáticas. Está claro que con esa expresión lo que se pretende señalar es que el PSOE (o el que sea) está fingiendo, es decir, haciendo teatro, así, sin artículo, en un sentido virtual que hace que aquí la palabra "teatro" no se refiera al edificio, sino al género dramático. Si queremos usar una frase con este sentido en la que sí tenga cabida el artículo, podremos recurrir a un buen número de expresiones sin necesidad de dar patadas al diccionario: "haciendo una comedia" (valdría también "haciendo comedia"), "haciendo una representación", "haciendo un sainete"...  
    He dejado esta expresión para el final porque me parece muy representativa de un hecho: quienes la usan no parecen saber muy bien de qué hablan, lo cual produce cierta preocupación, porque la usan muchos políticos, personas que tienen o podrán tener algún día responsabilidades de gobierno, en las cuales sería deseable un nivel cultural. 
    En los políticos y en los profesionales de la comunicación y en los medios en general: deberían todos ellos esforzarse en cuidar la cultura y el lenguaje, porque son el ejemplo, ya que, al llegar a millones de personas, son muchísimos los que los toman como modelo y en sus manos está elevar o rebajar el nivel cultural del país. Los responsables de los grandes medios, la gente popular, los periodistas... deberían ser muy sensibles en este terreno; todos queremos una juventud bien educada, así que deberían saber que un solecismo dicho en quince segundos por un famoso o un comentarista deportivo puede muy bien cargarse en solo ese lapso el trabajo de meses de un buen número de profesores. 
    

6 comentarios:

  1. Y el impersonal "haber" en plural, todos los días, a todas horas, empleado por políticos, periodistas y demás asiduos de los medios.

    ResponderEliminar
  2. Cabal, Molina. Frases del tipo: "Habían muchas personas en la manifestación" se oyen cada vez más. La semana pasada, sin ir más lejos, corregí unos exámenes de 3º de ESO y me lo encontré las veces suficientes como para, el día en que devolví los exámenes corregidos, darles una explicación acerca del uso impersonal de "haber". Hasta hace pocos años, esto no ocurría, porque este uso incorrecto, en España, solo se da de forma relevante en Cataluña, de manera que en Madrid prácticamente no tenías que hacer nunca esta corrección. Pienso que su incremento se debe al aumento de la inmigración hispanoamericana, ya que en algunos países, como Colombia, sí se da este uso y pueden haber influido algo aquí. Lo que ya tiene delito es que -como efectivamente ocurre- se lo oigas a profesionales de la comunicación.

    ResponderEliminar
  3. Ya en su momento se nos impuso "evento" con calzador...
    http://medymel.blogspot.com.es/2010/10/convencion-versus-evento.html
    ...y antes "parafernalia" por boato. Y es rarísimo en los medios el uso adecuado de los números ordinales (se escucha "el treinta aniversario", no "el trigésimo"). Eso sí, ahora es habitual escuchar: "la primer vez/dama/alumna...". Y podríamos seguir para no acabar. En fin, el idioma patas arriba en treinta y pico años de abandono y desprecio de la Lengua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como parte del general desprecio a la cultura, Pepe. Los culpables son muchos, pero yo siempre he señalado como muy particulares a los comentaristas deportivos, primero, porque los oye mucha gente y, en especial, muchos jóvenes, y ellos, aun sabiendo que son tan populares que muchos los toman como modelo, no se han preocupado nunca de cuidar su lenguaje; segundo, porque desde hace ya unos cinco años incluso han ido más lejos y han adoptado un formato de programa que consiste en comentar los partidos como si fueran unos amiguetes en un bar, en plan espontáneo y soltando lo primero que les viene a la boca, que a menudo son groserías, tacos, incorrecciones... Ya es el delirio.

      Eliminar
    2. Pues lo que apuntas, Pablo, de los nuevos formatos de programas deportivos, en los que los presentadores/ locutores/comentaristas/ hablan como un grupo de amigos en un bar, se está aplicando en otros no deportivos que ocupan una gran espacio horario, y estoy pensando en algunos de RNE. En ellos el Lenguaje es de usar y tirar.

      Eliminar
  4. Pues eso ya es más fuerte, amigo mío. Me parece que nos estamos acostumbrando demasiado a frivolizar.

    ResponderEliminar