domingo, 22 de octubre de 2017

Tres movimientos del PSC

   Una de las claves del recrudecimiento del desafío catalanista desde 2012 ha sido que el separatismo se vio desde el principio fortalecido por la ambigüedad y oportunismo de ciertos grupos mediáticos y políticos, muy señaladamente, el PSOE, que, hasta hace nada, aún creía que maniobrando en este conflicto lo que hacía era debilitar al PP y a Rajoy, cosa de la que esperaba salir favorecido. Cinco años ha estado el PSOE practicando una política miope y abogando por el diálogo, primero con Mas y luego con Puigdemont, al mismo tiempo que acusaba a Rajoy de cerrarse a él y ser así culpable de la crisis segregacionista. Que hayamos tenido que llegar al 2 de octubre de 2017 para que el PSOE se diera por fin cuenta de que con eso estaba cometiendo la tremenda irresponsabilidad de favorecer un plan golpista, segregacionista y totalitario da idea de la sima de incompetencia que domina hoy ese partido. En buena parte esto se debe a su absurda, desigual y cada vez más insostenible alianza con el PSC, por lo que a lo mejor resultan significativas estas tres noticias muy recientes relativas al Partido SocioCatalanista:
    1.- Iceta se reunió con Puigdemont antes de la implantación del 155. Eso ocurrió el pasado día 19 y lo que el socialista le pidió al President fue que convocase elecciones para dar una salida al conflicto, pero llama la atención que le pidiera también que el Govern fuese al Senado para ofrecer un pacto por Cataluña, con lo que podemos preguntarnos si Iceta no se ha dado cuenta de que la situación no está precisamente como para darle a Puigdemont y su Gobierno esos tratos de privilegio (para ver lo que pasó con Iceta, pulse 1).
    2.- El PSC advierte al PSOE que no le dará "un cheque en blanco" con la aplicación del 155. Así lo ha precisado Alicia Romero, portavoz adjunta del PSC en el Parlament. Según ha comunicado, su partido no está ni por el 155 ni por la DUI, sino por el diálogo y por unas elecciones convocadas por Puigdemont, con lo que implícitamente el PSC está legitimando a un personaje que ya ha dado sobrados motivos para despojarlo de toda confianza y representatividad  (para ver lo que ha dicho la señora Romero, pulse 2).
    3.- Nuria Parlón abandona su puesto en la ejecutiva del PSOE. Confieso que para mí esta noticia es enormemente grata, ya que la alcaldesa de Santa Coloma se ha destacado por ser uno de esos miembros del PSC que más obstáculos han puesto a que el PSOE hiciera lo que debió haber empezado a hacer hace ya mucho: colaborar en la tarea de detener los planes  golpistas del separatismo (para ver lo que ha pasado con la señora Parlón, pulse 3).
    Parecen claras dos cosas: que el PSC tiene un alma demasiado catalanista como para no ofuscarse a la hora de decidir en asuntos que nos afectan a todos los españoles y que se está abriendo una grieta importante en su relación con el PSOE. Quizás esto, aunque represente añadir más confusión a la mucha que ahora nos inquieta, sea bueno a la larga y en un balance general, porque tal vez pudiera ser el principio de la separación entre ambos partidos. El lastre que desde hace ya mucho ha supuesto el PSC para la política territorial del PSOE podría pasar a la historia y con ello, además, tal vez se clarificaría un poco en Cataluña el mapa de la izquierda, en el que últimamente lo que impera es un caos de ofertas a cuál más delirante y estéril. 

2 comentarios:

  1. Estimada Asmaa:
    Hace ya mucho que dejé de estudiar la lengua árabe, por lo que no entiendo su comentario, que parece ser un enlace. Le rogaría que me diese alguna explicación en español. Muchas gracias.

    ResponderEliminar