jueves, 27 de junio de 2013

Razón de Estado

ESTADO ESPAÑOL
   Os supongo al corriente de que España está en una terrible crisis económica y política, una de cuyas principales causas ha sido lo muchísimo que ha robado la banca con la complicidad o el amparo del poder político y las supuestas autoridades financieras. El más grande de los socavones que han absorbido (= robado) inmensas cantidades de dinero que ahora tenemos que reponer entre todos en una colosal operación de reestructuración del sistema que cada vez está más claro que va a consistir en no cambiar nada ha sido Caja Madrid, entidad que luego se camaleonizó en un engendro llamado Bankia, el cual nos ha costado miles de millones de euros. El máximo responsable de Caja Madrid en la época de los chanchullos más repugnantes fue un señor llamado Miguel Blesa; os ahorraré el daros la paliza con sus logros, pero, si os molestáis en mirar la escueta biografía de Wikipedia que enlazo, veréis sucintas referencias a sus hazañas de expolio a gran escala más sonadas, así como un esclarecedor dato que no deberíamos pasar por alto: cuando este caballero ascendió a la presidencia de Caja Madrid, lo hizo con el apoyo de los consejeros del PP, de IU y de CCOO; algunos me diréis que faltan ahí los del PSOE, pero este partido también tenía en la supuesta caja de ahorros consejeros que hoy están imputados por llevárselo muerto: aquí no se libra ni Dios.
   Os supongo al corriente de que este amigo de infancia de José María Aznar ha tenido líos con la justicia (?) que le han llevado a pasar dos breves periodos en la cárcel; os supongo al corriente de que el juez que lo enchironó, Elpidio José Silva, después de un azaroso avatar mediático y disciplinario, ha sido apartado del caso Blesa y se enfrenta a posibles sanciones. Esto, que para cualquiera sería una enormidad, tuvo el siguiente reflejo en los medios de comunicación españoles:
   Sorprenden muchas cosas, tales como la celeridad con la que se ha quitado de en medio a un juez que ha hecho lo que parecía lógico ante un señor con asuntos como el crédito al chorizo Díaz Ferrán y el pelotazo del banco ese de Florida, o la desnudez con que algunos medios punteros tratan este asunto. Lo primero sorprende relativamente, dado que aquí ya nadie cree en los poderes del Estado; en cuanto a lo segundo, todos sabemos las complicidades que ha habido entre los poderes político-económicos y el Cuarto Poder, pero la pregunta es: ¿está este también metido hasta las orejas en la (ejem) "Razón de Estado"? Yo supongo que en los dominicales, con más tiempo, los medios de más fuste harán un análisis de fondo y se posicionarán acerca de esta patada en las posaderas del juez Silva, si no... 
ESTAT CATALÁ
   Os supongo al corriente de que, durante los incidentes registrados en Barcelona con motivo de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, una mujer llamada Ester Quintana perdió un ojo a causa muy probablemente (yo me arriesgaría a decir que bastante más que muy probablemente) de un pelotazo de goma procedente de los disparos de los mozos de escuadra. En "El País" de hoy leo, con un indignación difícil de describir, los rebuznos (me niego con todo mi ser a llamar argumentos a la colección de iniquidades que suelta este señor por su boca) que el jefe de los mozos de escuadra, un gentilhombre llamado Josep Lluis Trapero, profiere para defender los actos, la seguridad jurídica la honra o no sé muy bien qué de sus subordinados a raíz del citado incidente. Ante el parlamento de Cataluña, este mando policial ha sostenido que:   
   -Debe mejorarse la seguridad jurídica de los agentes antidisturbios para evitar que tengan que asumir responsabilidades penales de sus actos al ejecutar órdenes que no pueden cuestionar.
    -El modelo que se aplica en Cataluña es el más adecuado, teniendo en cuenta los recursos humanos y la idiosincrasia del país (????????????????).  
    -La policía utiliza la fuerza, nunca la violencia; vamos, aquello de la famosa tira de Mafalda:
 
   -La policía se estructura de forma jerárquica y la responsabilidad de los policías antidisturbios es ejecutar las órdenes (erre que erre).
   En pocas palabras: que lo que el señor Trapero pretende es que a los antidisturbios de los mozos de escuadra se les exonere de toda responsabilidad, supongo que, para que, cuando hagan atrocidades como esta...


   ...nadie les pueda venir luego con reclamaciones y garambainas. ¡Fa cullons con el Estat Catalá!


No hay comentarios:

Publicar un comentario