jueves, 21 de marzo de 2013

Después de cruzar datos, no hay excusas

   Vaya por delante lo que debe ir por delante: en el asunto este del examen de conocimientos básicos suspendido por un 86% de los participantes, la mayor aberración, lanzada por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y amplificada por los medios de comunicación, fue atribuir tan catastróficos resultados a los maestros, cuando son sola y exclusiva responsabilidad de opositores que aspiraban a plazas de maestros. Una vez más, el Gobierno madrileño ensucia nuestra imagen. 
   Dicho esto, hoy "El País" publica la famosa prueba, y, después de vista, queda ya poco lugar para la duda y las excusas: quienes no superasen esa prueba (aún me atrevería a decir que quienes no la hiciesen perfecta o casi) está claro que no estaban preparados para la docencia.
   Ahora bien, todos por fuerza tenemos que preguntarnos cómo es posible que tantos titulados aspirantes a una plaza de maestro fallasen de ese modo. Razones, naturalmente, habrá muchas, de carácter individual y general. En mi anterior artículo , yo sostuve que las principales hay que buscarlas en el colosal desastre que es, de principio a fin, nuestro sistema educativo, y ahora, después de ver el plan de estudios de Magisterio, al cual he llegado a través de este excelente artículo  de mi amigo Mariano del Mazo, me ratifico en mi postura: aquellos polvos trajeron estos lodos. Con un plan cargado de pedagogía y didácticas mil hasta la náusea, ¿cuándo les queda tiempo a los estudiantes de aprender no a enseñar las materias, sino esas mismas materias? Queda claro una vez más que, para enseñar Matemáticas, Lengua o Geografía, primero hay que saber Matemáticas, Lengua o Geografía: la didáctica por sí sola es una ruina. La colonización del pedagogismo y sus huestes ha sido un desastre completo, que incluso ha adquirido forma de leyes: LOGSE, LOE. Aqui tampoco hay excusa: a esto hemos llegado gracias al sistema, el sistema que han creado y sostenido esos mismos políticos que ahora se dedican a robar medios a la enseñanza y lapidar a los docentes.
   En la enseñanza española hace falta un cambio RADICAL, y perdonad las mayúsculas, que ya sé que en Internet equivalen a gritos: justamente por eso las pongo.

4 comentarios:

  1. Más que gritos, Pablo, son lamentos por la progresiva caída de nivel durante treinta años. Se veía venir como la crisis, pero el desastre cultural no es tan traumático como el económico. Uno puede ser analfabeto, darle patadas a una pelota y hacerse millonario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, por debajo de ese sarcasmo tuyo, está claro que estás de acuerdo conmigo al cien por cien en esto: la ruina cultural y la económica son inseparables, tanto para el ascenso como para el descenso. Todos los países, pueblos o civilizaciones que han prosperado, aunque haya sido a sangre y fuego y a base de invasiones, han acompañado a su progreso material con un progreso y un refinamiento cultural; por contra, todas las caídas en picado han ido acompañadas de decadencias culturales y/o científicas. La España de hoy es un ejemplo palmario: ese espejismo de subidón económico que tuvimos fue acompañado de un paralelo subidón de la grosería social (este, muy real) y de un ostensible desprecio por la cultura, la formación y el saber: mira cómo se valoraba su posesión en los años setenta y mira cómo se valora hoy; mira lo que las televisiones de aquellos años dedicaban a los deportes y mira lo que dedican hoy; mira la clase de programas televisivos que triunfaban entonces y mira los que triunfan hoy...

      Eliminar
  2. ¿Y qué?
    Unos prefieren tenerlo en el bolsillo y otros en la cabeza. La cabeza eres tú mismo, el bolsillo no. ¿Qué prefieres, tener un brazo ortopédico o de carne y hueso?
    Analfabetos enseñando a futuros analfabetos. Y no estoy dando la razón al ministro, al revés, mucho escandalizarse cuando lo que están haciendo solo sirve para aumentar inmensamente esa laguna.
    Estudié magisterio en una época en que el plan de estudios era, supongo, más exigente que el de ahora. Luego estudié otra cosa pero, sobre todo, antes había pasado por primaria y bachiller. La mayor parte de esas cuestiones se aprenden antes de los diez años y forman la base cultural de una persona, la que no se olvida.
    Los que se presentaron sí eran maestros, ya que habían terminado la carrera, eso sí, no eran maestros de la C. de Madrid, pero su documentación les habilitaba para dar clase en cualquier colegio privado sin tener que examinarse. Estoy consternada desde que leí la noticia, tenemos un sistema educativo penoso y encima van y recortan. Esta situación no sirve para reforzar los argumentos del gobierno sino para contradecirlos.
    Pienso yo...

    ResponderEliminar
  3. Algo me decía que eras colega, Molina. Izquierda (política y sindical) y derecha (política y empresarial) han acabado favoreciendo a la enseñanza privada, en su rama más inadmisible: la concertada, esa que hace negocio particular con el dinero de todos, un engendro que solo existe en España. De la derecha teníamos claro que era así, sobre todo, si se tiene en cuenta lo beneficiada que sale la iglesia de esto, pero, ¿y la izquierda? ¿Ha sacrificado a la enseñanza pública por estupidez o por conveniencia? Si miramos las proclamas, tendremos que pensar que eran defensores de la enseñanza pública y que, si se la han cargado, ha sido sin querer, pero a veces... ¿Por qué se tienen tantos miramientos con los privilegios de la Iglesia? ¿Por qué muchos líderes izquierdistas llevan a sus hijos a la privada o la concertada? ¿Por qué es el propio PSOE quien crea la estructuración pública - concertada - privada? ¿Tendrá algo que ver en todo lo que está pasando que CCOO y UGT sean sindicatos con federaciones de pública y de privada? Desde muchos sindicatos (que, para más inri, son tachados de reaccionarios), como APS, ANPE o SPES, se señala la contradicción que sufren CCOO y UGT al convocar manifestaciones defendiendo hiperbólicamente la pública y firmando luego convenios que atañen a la privada. ¿Se puede estar en misa y repicando campanas? Por otra parte, no tengas la menor duda de que en el desastre del empobrecimiento de los contenidos están tanto el PP como el PSOE; el segundo, por ser el artífice de la LOGSE; el primero, más hipócrita, porque, aunque siempre ha clamado por el esfuerzo y bla, bla, bla, a la hora de perseguir a quienes enseñaban con rigor, ha inspirado a la Inspección y ha fomentado en los centros la misma saña que los otros: las estadísticas de aprobados, aunque fueran falsos, han sido sagradas. Primera fase: hundir la calidad de la enseñanza pública; segunda fase: demolerla por inútil e impulsar la concertada. Para la primera, la izquierda le ha hecho al PP el trabajo sucio: ¿son unos tontos útiles o unos traidores?

    ResponderEliminar