lunes, 31 de diciembre de 2012

Derechos a se acabar

   Son las horas que son y no voy a entretenerme mucho, pero no podía pasar por alto un par de noticias que vienen hoy en "El País" relativas al PSOE.
   La primera es esta: "El PSOE plantea una reforma de la Constitución para una España federal". ¿Y por qué plantea esto ahora el PSOE, porque, ante el abismo que tiene en su relación con el PSC desde hace ya demasiado, quiere arrastrarnos a todos a sus conflictos particulares? ¿Por qué tendría que hacerse federal España, porque ahora le ha dado a Artur Mas por ponerse a delirar? Entre los que saben de estos temas, no son pocos los que piensan que el Estado de las Autonomías se parece bastante a un estado federal, entonces la pregunta es: teniendo en cuenta los indiscutibles problemas que ha generado el modelo autonómico, ¿es sensato pretender ahondarlo? 
   La segunda es esta: "El socialismo valenciano propone un estado sin provincias y con naciones". Podéis leer la noticia y juzgar por vosotros mismos acerca del rabioso interés del tema. A botepronto, yo me hago estas preguntas: ¿a qué viene ahora esto? ¿Qué razón podría haber para cambiar, por ejemplo, las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel por la inédita Nación Aragonesa? Que me lo explique "el socialismo valenciano". 
   Soy consciente de que el debate territorial existe, pero también creo que, ahora y siempre, ha estado sobredimensionado por los que están interesados en él, o, dicho de otro modo: que ni es tan crucial ni interesa a tanta gente. La segregación y todas esas utopías son, en realidad, un señuelo que agitan estos señores, que son los primeros en saber que defienden una propuesta inviable y que, de llevarse a cabo, sería de unos resultados muy perniciosos. Sorprende, pues, que, con lo que está cayendo y con lo graves que son los verdaderos problemas de hoy en España, el PSOE, un partido crucial en nuestra vida política, se enrede en estas cosas. Es importantísimo para todos que el PSOE abandone ya su guerra civil y se ocupe de reconstruirse y construir una propuesta política seria. Si no espabilan, estos señores, que tienen un partido bajo mínimos y con solo 110 diputados, van, como dice el verso de Jorge Manrique, "derechos a se acabar", porque en las próximas elecciones van a conseguir siete votos escasos. Teniendo en cuenta que el PP, a base de dar hachazos a todo el mundo, también puede acabar cosechando un buen castigo, en 2015 o cuando sea me veo una abstención del 50% o más. No sé si eso será muy sostenible, pero presentable, seguro que no.

2 comentarios:

  1. Fíjate lo que ya decía sobre este problema hispano el gran neuropatólogo, y Premio Nobel de Medicina, Santiago Ramón y Cajal en su libro "El mundo visto a los ochenta años".

    Aquí un extracto (olvida la fuente):
    http://www.intereconomia.com/blog/pecho-y-espalda/mundo-separatista-visto-los-ochenta-anos-20121017

    Aquí un análisis:
    http://eldardodelapalabra.blogspot.com.es/2011/10/el-mundo-visto-los-ochenta-anos.html

    Y aquí el enlace a la obra completa online, con el tema en cuestión en el cap. XII (LA ATONÍA DEL PATRIOTISMO INTEGRAL), comienzo en pág. 117, y en especial bajo los epígrafes “El odio infundado a Castilla y a Madrid”, “Inquietudes actuales ante las amenazas, veladas o explícitas, del separatismo”…
    http://es.scribd.com/doc/29713593/Ramon-y-Cajal-Santiago-El-mundo-visto-a-los-ochenta-anos

    ResponderEliminar
  2. Pepe: una respuesta rápida para darme por enterado. Estoy en Garrucha y en un cíber, así que ahora no estoy en muy buenas condiciones para consultar todos esos documentos tan interesantes, pero ya los miraré cuando llegue a casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar