martes, 11 de octubre de 2011

Ahondando en la estupidez... y en la indignidad

   Decía en mi anterior artículo que el actual conflicto en la enseñanza de Madrid está quitándoles a algunos la careta. El derecho a huelga está contemplado en el artículo 28.2 de la Constitución, pero los dirigentes del PP están un día sí y otro también clamando contra su ejercicio e intentando torpedearlo con amenazas, mentiras y represalias. El derecho de circulación está establecido en el artículo 19 de la Constitución, pero se ha hecho ya célebre el caso de un profesor que iba él solito hace unos días caminando por la calle de Alcalá con... la famosa camiseta verde y no con la falda "almidoná" y la policía le cortó el paso por razones de indumentaria. La libertad de expresión, una de las señas sagradas de la democracia, la garantiza el artículo 20 de nuestra Constitución, pero al director del IES "Maestro Matías Bravo" de Valdemoro le acaban de expedientar por permitir que se colgasen pancartas en su instituto. Está visto que a algunos les están empezando a molestar los derechos, de modo que habrá que recordarles que en las democracias los derechos son sagrados, así que a lo mejor lo que les pasa es que se han equivocado de régimen político. Bromas aparte, esto empieza ya a pasar de inquietante: que desde el poder se esté intentando coartar los derechos de los ciudadanos es un ataque muy serio a las esencias de un sistema en el que queremos seguir creyendo. 
   Siguiendo con esta política de acoso, en un acto que demuestra que ha perdido definitivamente el pudor y la ética democrática, el gobierno madrileño ha denunciado ante los tribunales a las asociaciones que venden camisetas verdes. Ya no es la primera vez que este gobierno demuestra su carácter dictatorial ante el derecho a huelga, pues hay que recordar que, tras la del metro del pasado junio, pusieron a sus convocantes una demanda de 6'5 millones de euros. Este nuevo disparate tiene dos gravísimos rasgos: es estúpido y es indigno: nadie honesto y en su sano juicio podría pensar que esas asociaciones se están lucrando con ese "negociazo" de las camisetas, cuyo volumen, además, es de ¡51.000 euros! Definitivamente, Esperanza Aguirre nos toma por imbéciles: ¿es que desconoce el mapa de la corrupción en España? ¿Es que desconoce las cantidades astronómicas que se están moviendo? Pues en algunos casos ni se sabe, pero en el corruptódromo tiene algunas pistas. ¿Es que desconoce cómo se despilfarra o se deriva el dinero hacia los sectores amiguetes (como la enseñanza privada) en la comunidad que ella misma preside? Si de verdad busca corruptos, en la marea verde no los va a encontrar: ahí solo hay un colectivo de ciudadanos que defienden su dignidad y la enseñanza pública. Eso de las camisetas no da para palacios ni cochazos, ¡menuda bobada!, se lo digo yo, que he estado en Palomeras y en Vallecas, esos lujosos barrios en que moran sus supuestos corruptos. Si busca corruptos, que mire en los partidos políticos (entre ellos, el suyo), la banca, los inversores o el sector inmobiliario: los que se han llevado la pasta que ahora los partidos políticos quieren sacar de los lomos de los ciudadanos. Suelen distinguirse por los trajes de 10.000 euros y los relojes de 25.000 que les gusta llevar: si algún día encuentra a alguno con una camiseta de esas nuestras tan ordinarias, que nos lo enseñe, será cosa digna de verse.

3 comentarios:

  1. Se mangonea en el sector educativo sin consultar a los maestros, se mangonea en el comercio madrileño sin contar con los comerciantes...

    no tengas reparos en llamar a las cosas por su nombre: esto es una dictadura.

    Goebbels sabía bastante de como transformar una democracia vaciándola de contenido, y por lo que vemos tiene muchos admiradores y alumnos aventajados.

    ResponderEliminar
  2. Hola Guachimán; soy Lola y llego a tu blog desde "Medicina y melodía". Estoy encantada de conocerte y de comprobar, además, que somos colegas. Con tu permiso, quisiera enlazarte a mi "Ab música y más". Por cierto; esta tarde luciré mi "supercamiseta" verde y cuasi prohibida a las puertas de la RAE y de la Consejería.
    Saludos, compañero.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: preocupa, ciertamente y sin eufemismos, el vaciado de principios democráticos que se está produciendo en España. Nuestros políticos parecen haberse acomodado a la siguiente máxima: una vez ganadas unas elecciones, esto me faculta para cualquier cosa, pewro sucede que esto también lo pensaron en su momento, cada uno en su proporción, Hitler o Chaves, y está claro que no vale. Deberíamos desempolvar la palabra principios.
    Lola MU: el blog "Medicina y melodía" es fenomenal y Pepe un amigo de hace 30 años, de cuando los dos hacíamos la mili, ahí es nada. Encantado también de conocerte, de que seamos colegas y del enlace. Lamentablemente, estoy de baja y no podré ir a esa batalla de esta tarde, pero ya me curaré. Grita un par de protestas de mi parte y un saludo para ti.

    ResponderEliminar