sábado, 9 de julio de 2011

Sobre el apartado 11.2. y la fundación "Empieza por educar" y similares

   Recordaréis que en mi anterior artículo os decía que una de las cosas inadmisibles de las recientes instrucciones de la consejería de educación de Madrid era la claúsula 11.2., que establecía absurda y sospechosamente la obligatoriedad de que los tutores se hallaran presentes en sus clases cuando en ellas se estuviesen llevando a cabo actividades dadas por gente de fuera del centro. Mi larga experiencia profesional me ha demostrado que esos altruistas "colaboradores" externos rara vez aportan algo que merezca la pena, y no solo eso, sino que además he presenciado o conozco muchos casos en que su entrada a los institutos ha representado o bien una lastimosa pérdida de tiempo o bien un perjuicio aún mayor. Pues bien, ahora, con los gobiernos de Esperanza Aguirre, se han acabado los mínimos matices que existían, ya no hay dudas: no puede de ningún modo esperarse nada bueno de ellos, de ahí que antes haya calificado de sospechosa esa obligatoriedad con que el apartado 11.2. rebaja a los profesores titulares de un servicio público a la condición de auxiliares de advenedizos externos, una forma como otra cualquiera de poner el mundo patas arriba, vamos. Paso a explicarme.
   La probada preferencia de Aguirre por la enseñanza privada se está materializando, entre otras muchas cosas, en un paulatino proyecto de externalización de los servicios. Poco a poco y de forma taimada, y poniendo siempre como pretexto beatíficas excusas como el apoyo a alumnos en situaciones de carencia, la consejería de Madrid lleva ya bastante tiempo realizando un desembarco de empresas educativas privadas en la enseñanza pública. Hace algunos años fue a través del plan PROA, que no era más que un disfraz para favorecer a empresas privadas en el negocio de las clases de apoyo a los alumnos de centros públicos, y este mismo año se ha presentado por los centros un proyecto que era prácticamente lo mismo, pero con otro nombre. Esos proyectos, aunque buscaban siempre una implicación de los centros, se mantenían al margen de sus horarios y sus programaciones, pero ahora, en esta política del pasito a pasito, se ha subido un escalón más, y están apareciendo iniciativas que SÍ se meten en los horarios y los programas regulares de los centros. Y aquí es donde encajan mis sospechas hacia el apartado 11.2., porque creo que es claramente una norma mediante la cual la consejería quiere asegurar el éxito de esta intrusión en lo público de los amiguetes privados, mediante el sometimiento a estos últimos de los profesores de la pública.   
   A propósito de todos estos enjuagues, circula estos días por la red un esclarecedor correo que se publicó por primera vez en el foro del área sur de Madrid y que implica a una entidad llamada "Empieza por educar". A mí me llegó a través de una amiga. Lo he colocado al final del artículo porque es muy largo, pero recomiendo su lectura: es verdaderamente jugoso. Llamo también la atención sobre el muy significativo comentario 2. Helo aquí todo ello:

 Hola, me han reenviado esta información sobre el convenio educativo de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid con la FUNDACIÓN "EMPIEZA POR EDUCAR" del BANCO SANTANDER. No doy crédito todavía para poder analizarlo, sólo se que HAY QUE NEGARSE A ESTO.


"El siguiente post estaba colgado en el foro de la sur.
Hay comentarios acerca de que algo similar ha pasado en el IEs Mariano José de Larra.
Os lo pongo por si lo habéis oído y por si me podéis informar al respecto.
Dice así:

"E mail en respuesta a la petición de infomración de Soy Pública sobre el tema de que fundaciones privadas den clase en la escuela pública.Os cuento cómo fueron las cosas de verdad. Pero va a ser largo, así que sentaos:

La fundación (ellos se presentaron como ONG) "Empieza por educar" (www.empiezaporeducar.org) vino a la CCP en junio porque el año siguiente querían implantar como experiencia piloto en 10 institutos de Madrid su programa.
En principio no iban a venir a nuestro centro, pero la Directora provincial de Madrid Este, personalmente, les señaló el IES Villarejo, ya que ella es de Villarejo.
Así que vinieron.
Recibimos a las dos chicas responsables en la CCP y nos informaron de que:
1.- Es un programa destinado a centros donde hay dificultades con ciertos alumnos de cualquier tipo (públicos; según ellos, estos problemas no los hay en concertados ni privados) exclusivamente en las asignaturas de Lengua y Matemáticas.
2.- Están subvencionados por empresa privada aunque, como ONG, recibe también subvención pública. Pero mayoritariamente privada. La fundación la lleva la esposa de Botín y está adscrita al grupo Santander.
3.- Ofrecían personal de apoyo en las clases y a entera disposición de la dirección. La persona que viniera tendría horario completo (18-20h).
4.- Esa persona la eligen ellos y la pagan ellos. Se supone que los de Mate son de Matemáticas, ADE, arquitectos, ingenieros... y los de Lengua, filólogos y blablablá (lo tenéis en su web).
5.- Esta persona la eligen por excelencia en el currículum, tras entrevistas personales y, casi cito "porque son personas muy motivadas, muy preparadas y ansiosas de trabajar". Debe de ser que interpretan que nosotros no lo estamos.
6.- Si llegaran al centro, podrían estar dentro de la propia aula, dando clase por separado en grupos pequeños o en grupos de desdoble. Solos. Pero vamos, como la dirección quisiese.
7.- Incluso él podría evaluar, pero sería el profesor titular funcionario el que firmara las notas.
8.- Su filosofía, según su web, es que la educación está en crisis y que ya vienen ellos a solucionarlo. Insisten mucho en la idea "líderes del mañana" y que cualquiera puede serlo (ideología muy opusiana, como es la fundación y la esposa de Botín). La venden, eso sí, como mecanismos de ayuda y apoyo al profesorado y que así el alumnado estará mejor atendido.
La CCP, por supuesto, quedó desconcertada.
1.- Les dijimos que no sabíamos hasta qué punto era legal que personas que no han pasado los procesos selectivos para acceder a la función pública podían estar dando clases a alumnos en periodo lectivo.
2.- Les dijimos que si ocurriera algo, qué grado de responsabilidad tendrían. No contestaron. También dijimos que no poníamos en duda la formación e interés de sus trabajadores, pero que no eran menores los de los interinos y que además, éstos sí habían demostrado lo que sabían y no, no como los suyos. Y que su palabra no nos bastaba.
3.- Le dijimos a la jefa de estudios que si la dirección provincial permitía abrir desdobles con esta gente, por qué no pedíamos más interinos y personal funcionario y que nos abrieran esos desdobles. La jefa de estudios dijo que no mandarían más.
4.- Les dijimos, por supuesto, que esto no podíamos aprobarlo en CCP, que es un órgano de propuestas y consultivo, y que el poder de decisión están en el claustro.
5.- Enseguida dijeron que no hacía falta la aprobación del claustro y que la decisión debía ser inmediata porque si no, este programa lo ofrecerían a otros centros. También nos quedamos sorprendidos. Dijimos que los jefes de departamento lo llevaríamos a cada departamento y llevaríamos la votación de los miembros al jefe de estudios en un par de días.
6.- Terminó la CCP y, 20' después, volvió a llamar la directora provincial en persona diciendo que no hacía falta la aprobación en claustro del programa. Que bastaba con la aprobación de los departamentos afectados: Lengua y Matemáticas.
7.- Los departamentos votaron en contra... y no por unanimidad.
8.- Obviamente, algunos profesores ya teníamos pensado que si algún departamento lo aprobaba, solicitaríamos un claustro extraordinario para tratar este tema.
9.- Igualmente, la comunicación de la Directora provincial fue estrictamente telefónica. Hasta donde sabemos, ninguna circular firmada y/o compulsada llegó al centro.
10.- En la siguiente CCP, en tono serio (pero jocoso), la profesora de Música dijo que ella tenía unos amigos de violín muy buenos y que había pensado que vinieran a dar clases a los chicos. Los chicos recibirían unas clases magníficas, además de que desdoblarían el grupo, luego mejor para el alumno, y que como esa decisión no debía tomarla ni el claustro ni la CCP, sino solo el departamento, pues que habían decidido que sí y que nos lo comunicaba nada más. Era broma, claro, pero refleja muy bien el sustrato de caciquismo de la situación.
11.- Todo esto quedó recogido en el acta de la CCP, así como las quejas de que había sido ninguneada por la dirección provincial, tanto como el claustro de profesores. Ya que este programa afecta al PEC del centro, o así lo pensamos, creemos que se debe aprobar en claustro. También quedó recogido el malestar por la presunta ilegalidad en que nos podía haber metido la dirección provincial.
12.- La conclusión de los profesores es que aunque se presenten como ONG o fundación, basta con asomarse a su web para observar que más parecen una empresa de trabajo temporal de élite que busca alumnos universitarios ya licenciados (con o sin Máster de Educación) que tengan dotes de dirección y sean capaces de hacer proyectos que formen los líderes del mañana (y que ellos mismos lo sean), sea en educación o en cualquier ámbito; y apestaba bastante, dicho sea de paso, a que quizá en el futuro quieran privtaizar las direcciones de los centros y nuestros directores terminen saliendo de lugares como éste.
Ahora ya podéis cerrar la boca del asombro, dejar de temblar y de tiraros de los pelos.
Espero que ningún instituto público apruebe esto, porque entonces sería para empezar a dar tortazos a dos manos a algunos de nuestros compañeros.
Recordad que aunque la dirección (porque sea afín) quiera el programa, el profesor puede negarse al no existir ningún convenio oficial con esta gente (hasta donde sabemos) y que el claustro puede rechazarlo, bastaría con proponer uno extraordinario recogiendo las firmas necesarias para discutirlo, y el director no puede tomar una decisión en contra del criterio del claustro ni del consejo escolar. El director tiene sus competencias, pero también sus límites.
En nuestras manos está pararlo."

A continuación alguien contesta lo siguiente:

Comentario 1:
"En el IES Mariano José de Larra (Aluche) estos mismos han preparado una escuela de verano y después a partir de Septiembre ya los tienen en el Instituto. Yo me negué a colaborar y ser "cuerda de transmisión" de semejante despropósito.
Comentario 2:
Yo pertenezco a un IES de la zona del Larra y expuse en cuanto lo ofrecieron las verdaderas intenciones de esta gente pues me molesté en leer su página web. A nosotros nos lo impusieron, se comentó en reunión de tutores y palabras textuales de la jefa de estudios:"Nosotros somos los gestores y no os vamos a plantear si aceptais ese recurso o no". Nada de claustro, nada de CCP. Caramelito de escuela de verano e imposición de personas elegidas a dedo recién licenciadas sin máster todavía para apoyos durante el curso escolar. Soy interina, tengo mis exámenes de oposición aprobados y no saqué plaza porque me faltaban méritos. No voy a apoyar esto ni voy a permitir que me atropellen así. Fui la única que no entregué los papeles de inscripción a los alumnos/as. Yo no patrocino ni academias ni recursos de empresas privadas. Todos mis compañeros/as aunque protestando terminaron entrando en el juego".
¡Olé tus narices, compañera, cuántos tendrían que aprender de ti!
(El comentario al último comentario y el subrayado son del guachimán)



5 comentarios:

  1. http://www.europapress.es/madrid/noticia-plataforma-alerta-fundacion-privada-impartira-clases-compensacion-ies-proximo-curso-20110709133027.html

    ResponderEliminar
  2. En mi instituto de Alcalá de Henares nos la quisieron colar en un claustro extraordinario, pero se desnmascaró el tinglado y salió un NO por mayoría. Al equipo directivo no le gustó nada, ¿estarían presionados desde arriba? Me malicio que si

    ResponderEliminar
  3. Que ahora me digas que, además de los que se sabían -el de Villarejo, el Larra y los de su entorno-, hay otros, me reafirma en lo dicho: esto es un plan a gran escala nada casual y el apartado 11.2. es un instrumento a su servicio. En cuanto a lo de tu equipo directivo, ten por seguro que estaba presionado y enterado. Hace ya muchos años que la administreación tiene a los equipos directivos como sus correas de transmisión. Mira, si los directores han reaccionado contra la orden del 4 de julio, es porque sabían que en más de un centro les iban a echar los perros por defenderla, es decir, por salvar su culo. Habrá habido algunos que hayan reaccionado por indignación como profesores, pero de esos cada vez quedan menos. Por cierto, ¿de qué instituto eres? Yo estuve un año en el "Antonio Machado",

    ResponderEliminar
  4. Siguiendo tu indicación en un comentario de El País, llegué hasta tu post.
    Es realmente indignante y el fin es más que obvio.
    Lo increible es, por una parte, que ningún medio de comunicación informe sobre todo esto, y por otra, que sea tan difícil movilizar a los padres, no digamos ya a la gente en genral. Pareciera que todo el mundo en este país tuviera dinero para pagarse un cole privado, una sanidad privada, etc.
    ¡Es increíble!

    ResponderEliminar
  5. Isabel:
    Pues habrá comprobado, por la disponibilidad y fiabilidad de las fuentes, que esto no es una leyenda urbana. Yo me enteré de ello a través de correos que me llegaron y, en la huelga, aparte de mí mismo, solo he oído hacer referencia a este asunto a un compañero de Alcobendas que habló en la reunión del día 8. Francamente, me resulta inconcebible, porque eso de meter (casi) por narices a profesores extraños en clases de titulares de la educación pública me parece una enormidad que no entiendo cómo no está teniendo más proyección.

    ResponderEliminar