domingo, 22 de noviembre de 2009

La secta pedagógica

Quiero hablaros hoy de un libro que se titula así, La secta pedagógica, cuya autora es Mercedes Ruiz Paz y que está publicado por Grupo Unisón. Este libro no es nuevo (apareció en 2003), ni desconocido, al menos entre los docentes, y muy en particular, entre los que somos contrarios a la catástrofe educativo-humanitaria conocida como LOGSE, pero no quiero hablar de él para descubrirlo, sino para recomendarlo, porque es un retrato muy claro, conciso y acertado de esa secta pedagógica que parasita la enseñanza desde hace décadas, de sus ramificaciones y de sus desmanes. Que este retrato sea además obra de una docente licenciada en pedagogía añade mérito al libro, por el valor que representa criticar a los señoritos tan duramente como Mercedes Ruiz lo hace siendo además un peón de su cortijo.

Un peón, por cierto, que conoce muy bien la finca. Con un lenguaje directo y sin la afectación de los popes de la pedagogía, pero para nada pobre, la autora, apoyándose muy a menudo en ejemplos y casos concretos que tienen valor de prueba, denuncia todas esas prácticas aberrantes que llevamos años viendo cómo destruyen la enseñanza: la implantación de unas doctrinas "didácticas" tan vacías como nocivas; la persecución de los contenidos educativos y su sustitución por un diseño curricular trivial que ha depauperado la enseñanza; el aislamiento de las voces críticas mediante el acoso, la intimidación y otras técnicas sectarias; la manipulación de datos y resultados de estudios; la imposición de programas ideologizados, particularmente grave en el País Vasco y Cataluña; la extensión de una enseñanza comprensiva que, lejos de ser diversificada como se presenta, es en realidad una oferta única e insuficiente; el fomento del aprobado fácil para falsear la realidad con unos niveles de éxito escolar maquillados; el tomar a los alumnos como rehenes de la ineficacia de sus medidas...

Hay algunas cosas en las que discrepo con la autora, como, por ejemplo, la fe que denota su libro en aquel intento de modificación que fue la LOCE, porque yo creo que ni la LOCE era tan innovadora como pretendía ni el PP está más liberado de la secta pedagógica de lo que lo están el PSOE, el PNV o cualquier partido: una y otros son organizaciones cuyo propósito es hacerse con el poder, explotarlo y perpetuarse en él, se entienden a las mil maravillas. De cualquier modo, leed el libro; en el actual estado de la enseñanza, hay que leer un libro que pone el dedo de forma tan directa en tantas llagas. Para que me entendáis, termino con esta cita (página 31 de la reimpresión de 2005), quizás un poco larga, pero muy ilustrativa:

"En el mundo de las sectas el dinero es fundamental. El presupuesto en educación ha ido aumentando mucho a lo largo de los últimos años, pero nada parece suficiente para los estómagos insaciables de los gurús que no han parado de recordarnos año tras año que si la Reforma del año 90 no terminaba de implantarse era por falta de financiación. La realidad es que dinero no se ha escatimado. Otra cosa es cómo se haya gestionado o en qué se haya gastado. Dotar bien a los centros que ya existían o construir otros nuevos era necesario. Sin embargo, nuestros estadísticos podrían tener un detalle y ofrecernos, por ejemplo, el gasto exacto de esa plantilla de profesores retirada del aula para hacer proselitismo de la secta educativa y en el personal interino que, entonces, ha tenido que ocupar su lugar en los centros. También podrían informarnos de la cantidad de dinero que ha ido a parar a la organización de cursillos y actividades para la formación del profesorado que nada tienen que ver con la enseñanza pero que dan jugosos sobres y privilegios a ponentes y organizadores. Muchas comunidades autónomas tendrían que explicar qué han subvencionado exactamente con el dinero de la educación. Muchas empresas del sector educativo deberían explicar su irresistible ascensión desde que se instauró el actual estado de las cosas. Porque el asunto, al final, podría verse desde el punto de vista del fundamentalismo sectario en lo que a la base se refiere y desde el punto de vista del clientelismo favorecido en cuanto se sube un solo peldaño en la jerarquía. La secta es un negocio sostenido por una peculiar demagogia, pero negocio al fin. Por eso, uno de los mayores problemas para desmontar su estructura es la resistencia que sus beneficiarios ejercen para no perder sus ventajas económicas y sus estatus".

2 comentarios:

  1. Buenos días. He leído varios libros sobre el tema de la hecatombe pedagógica en Occidente, pero este es uno al que todos hacen referencia y que, sin embargo, es imposible de encontrar (solo un ejemplar en iberlibro por 145 euros!). En consecuencia, quería preguntarle a usted si sabia de alguna manera de adquirirlo que yo no haya sido capaz de encontrar.

    Muchas gracias y felicidades por el articulo.

    Ricardo Lopez

    lopezmunozricardo@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Ricardo. Que por un libro como "La secta pedagógica", el rústica y de 2003, se pidan 145 euros da idea de que nos hemos vuelto locos, pero también de que debe de estar superagotadísimo, así que me temo que solo le queda el recurso de las bibliotecas. Me suena que la red de Cajamadrid (ahora, Bankia) lo tenía. Un saludo.

    ResponderEliminar