martes, 6 de octubre de 2015

Con diez camiones por banda

   Parece ser que, en los últimos días de la campaña electoral de Cataluña, circuló el rumor de que el Banco de España estaba sacando a todo meter (¡qué paradojas más geniales adornan los escritos del guachimán!) la pasta de su sede de Barcelona, para lo cual utilzaba una flotilla de diez camiones. Se aseguraba que, ante la posibilidad de que Cataluña se independizase, por si acaso (solo "por si acaso"), la entidad que oficia como máxima autoridad bancaria de nuestro país, tomó la decisión de poner a salvo el oro español, no fuera a suceder lo que en el 36, que acabara apoderándose de él una horda revolucionaria. El rumor tenía sus aderezos; así, se aseguraba que el fantasmal convoy actuó en secreto y con nocturnidad, cosa lógica, ya que tan delicada operación de estado no podía ponerse en riesgo por una indiscreción: ¿os imagináis que hubiera sucedido esto?




 Resultado de imagen de convoyes de camiones

La aviación de la República Independiente de Catalunya 
destruye el convoy del Banco de España
    No es más que un supuesto, claro, pero preferible evitar riesgos. Bueno, amigos, la realidad es que sí hubo camiones, o, para ser exactos, furgones, y hay fotos de ellos, aquí tenéis una:

    ¡Qué decepción!: ni plan secreto, ni bombardeo de la aviación catalana, ni na de na. Ni siquiera eran camiones, sino simples furgones blindados, de los que se usan habitualmente para el traslado de fondos, como aclara la noticia de la que saco la foto
    ¿El Banco de España llevándose la pasta de Barcelona el 23 de septiembre por si el 27 ganaba Mas, se declaraba ipso facto la independencia y se la quedaba el Estat Catalá? ¡Qué broma! Ya hubieran querido los de Junts pel Sí que hubiera ocurrido semejante disparate, porque hubiera representado que una de las instituciones españolas más importantes reconocía implícitamente que era viable ese imposible de la independencia. ¡Menudo favor! Pero a nadie se le ocurrió la insensatez de hacérselo, claro.
   Las leyendas urbanas es lo que tienen: en cuanto escarbas un poquito en su (in)coherencia, se derrumban hechas trizas.   

2 comentarios: