domingo, 22 de marzo de 2015

Lo del cambio va en serio. Primer capítulo: Andalucía

   Bien, pues ya no se trataba de europeas, de sondeos, de especulaciones o de manifestaciones, sino de unas elecciones con alcance interno de verdad, las autonómicas andaluzas. Y, desde luego, aparte de la victoria del PSOE, sus resultados nos dejan un mensaje muy importante: que lo de los emergentes Ciudadanos y Podemos va muy en serio. Aquí tenéis los resultados, al 99,48% del escrutinio:

 Partido
 Escaños
 Votos
 PSOE
 47
 1.402.842 (35'45%)
 PP
 33
 1.058.037 (26'74%)
 Podemos
 15
 587.171 (14'84%)
 Ciudadanos
  9
 367.006 (9'27%)
 IU
  5
 272.715 (6'89%)
   Los números dejan poco lugar para las dudas, y aquí hay unas conclusiones incuestionables:
     -El PSOE barre y repite escaños con respecto a las elecciones anteriores, lo que, habida cuenta no solo de la desorientación en que se mueve este partido sino de los graves asuntos de corrupción en que está envuelto en Andalucía, produce una cierta perplejidad y me figuro que en los próximos días dará pie a múltiples análisis.
     -El PP se lleva un importante correctivo: ¿qué pasará cuando las elecciones sean en comunidades en las que han gobernado o en las generales, en las que sus abusos, corrupción y políticas anticiudadanas se tengan más presentes?
     -Lo dicho antes: Podemos y Ciudadanos han entrado en el parlamento y, si se tiene en cuenta la juventud de estas formaciones, con muy buenos resultados. Creo que estos comicios, que eran la primera cata, les abren unas perspectivas optimistas, mal que les pese a algunos, basten como prueba de esto dos pequeños detalles: uno: los militantes del PSOE han recibido los resultados definitivos con gritos de "¡Sí se puede!", ironía que hace pensar que le tenían a Podemos algo más que respeto; dos: los comentaristas orgánicos de la SER se han pasado la tarde haciendo observaciones infravaloradoras hacia Ciudadanos y, sobre todo, hacia Podemos, e incluso uno de ellos, cuando ya parecía claro que este partido se quedaba en 15 escaños, ha calificado este resultado de fracaso, ¡lo que hay que oír!
            Se confirma una cosa: el año político se presenta interesante.

10 comentarios:

  1. Yo diría que lo sucedido en Andalucía era previsible: el PSOE gana pese a los ERE (lo mismo que, sospecho, ocurrirá en Valencia con el PP y su limpia gestión), el PP se pega un buen trompazo (era de esperar -y de desear, lo sé- uno mayor). Podemos y Ciudadanos salen muy bien parados. IU pierde sin desaparecer. Y los demás ni están ni se les espera. En Madrid estoy seguro de que la lideresa ganará las elecciones. Y casi seguro también su compi, aunque es probable que Gabilondo presente algo de batalla pero dudo que consiga vencer. Presta atención a Navarra, Pablo, que aquí sí va a haber miga. No le va a dar a nadie para gobernar. Preveo un tutti frutti de cuidado y elecciones anticipadas en cuatro días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaremos atentos a Navarra, pues, Alberto. Que en Andalucía haya salido lo de siempre a pesar de los ERE y demás es un tanto descorazonador, ahora bien, creo que, en parte, el PSOE se ha beneficiado de que muchos andaluces, para castigar al PP, han elegido darle su voto al PSOE en lugar de a opciones nuevas. Yo todavía pienso que en Madrid, Valencia y las generales, puesto que se trata de ámbitos donde el que gobernaba era el PP y el PSOE no goza de la benevolencia que le ha favorecido siempre en Andalucía, los emergentes pueden arañar más que en esta comunidad, ya veremos. Y te concedo que en las municipales madrileñas Aguirre tiene pinta de favorita, ahora, lo que ya me parece más que dudoso es que alcance la alcaldía, ya veremos de nuevo, no subestimemos el desgaste que está sufriendo el PP. Las autonómicas van a ser un buen sarao.

      Eliminar
  2. Como directamente afectada, te cuento mis impresiones. Lo del PSOE me ha parecido un triunfo personal de Susana Díaz, que ha estado de lo más convincente en el tiempo que lleva gobernando. El ascenso de Ciudadanos y Podemos no me ha sorprendido, el segundo hubiese podido sacar más si no hubiese sido por la permanencia del PSOE. Creo que en el resto de España el PSOE se llevará muchísimos menos votos y Podemos subirá bastante más.

    Lo que me ha sorprendido de verdad es que el PP todavía no se haya derrumbado del todo. Hablan de batacazo, pero 33 escaños después de TOOOOODO lo que ha pasado en esta legislatura me parece escandaloso, más aún tratándose de Andalucía. Supongo que mucha gente quiere ver qué tal lo hace Ciudadanos antes de dejar de votar al PP, que es lo que me ha pasado a mí con Podemos e IU.

    En fin, que me alegro por el ascenso de los nuevos (ya que tiene que haber derecha, Rivera me parece una alternativa decente a Rajoy) pero constato que algunos no se despegan ni con agua caliente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces una interpretación parecida a la mía del comentario de Alberto. En cuanto a la relativa suavidad del castigo al PP, piensa que Andalucía es muy grande; si le sumas a los incondicionales del partido los que, votando en clave andaluza, hayan querido castigar al PSOE votando al PP (que seguro que ha habido unos cuantos), obtienes que la pérdida de votos no ha sido suave; algo de esto habrá cuando ellos mismos están bastante descontentos.
      Yo también me alegro de que suban los emergentes, y creo que habrán de subir más. Una proyección nacional de estos resultados, añadiendo el aporte nacionalista, daría algo que es muy probable que acabe sucediendo: una diversidad de fuerzas que no permita as ninguno de los dinosaurios gobernar en solitario ni con cómplices aquiescentesy obligue a una especie de gran pacto social. Por soñar, que no quede.

      Eliminar
  3. Querido Pablo, es una cuestión de tacto entre amigos no hablar de política ni de religión, sobre todo cuando se reúnen para festejar algo, cenar, etc. Es mejor no aguar la fiesta. Y la verdad es que, además, me enoja la discusión con personas por las que siento un hondo respeto y admiración, como es el caso. Pero en estos momentos de nuestra historia política no creo que haya elección. Así que, no dejaré correr este agua que por delante de mí pasa. Hace unos días, cuando de todo esto hablamos en otra entrada, decidí dejar la cuestión, pero la retomo ahora. Bien, el argumento que traigo ahora contra Podemos me parece incuestionable, aunque es seguro que lo conoces de siete sobras. Si había alguna duda razonable sobre la falta de moralidad de este partido ya se ha evaporado por completo, al menos para mí. Imaginemos que mañana el gobierno actual de España encarcelara a los líderes de la oposición, y que lo hiciera por motivos políticos. ¿Sería esto admisible para cualquier demócrata medianamente decente? Es obvio que no. Y si ese encarcelamiento es condenable aquí, también lo es para cualquier país del mundo, incluida Venezuela. Pues bien, como bien es sabido, Podemos no condena concreta y expresamente el encarcelamiento de los líderes de la oposición al gobierno. Me parece por completo inadmisible.
    En el enlace que abajo coloco, Javier Nart pregunta insistentemente a Carolina Bescansa si condena estos encarcelamientos, de Podemos. La señora, indignamente, se va por la tangente con generalidades y en ningún momento responde afirmativamente. Aquí no estamos hablando de una falta venial, sino de la conculcación de derechos humanos y civiles básicos. Quien no condene dicha conculcación merece mi más enérgica condena moral. Lo siento, amigo Pablo: no puedo celebrar el éxito de Podemos en Andalucía. Lamento que en esto, que me parece de la máxima importancia, no podamos coincidir. Hay, por supuesto, quien centra su atención en el enojo de Nart, como si su enojo fuera lo importante y peor que las tangentes de la señora.

    https://www.youtube.com/watch?v=B_i3qW4iLYg

    Un abrazo.

    Raus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fe de erratas. Donde pone: "En el enlace que abajo coloco, Javier Nart pregunta insistentemente a Carolina Bescansa si condena estos encarcelamientos, de Podemos." debe poner: "En el enlace que abajo coloco, Javier Nart pregunta insistentemente a Carolina Bescansa, de Podemos, si condena estos encarcelamientos".

      Raus

      Eliminar
  4. Acerca de las virtudes y defectos de Podemos hemos hablado ya bastante, Antonio. De las elecciones andaluzas, yo, si algo celebro, es el correctivo administrado al PP. Supongo que no te parecerá digno de celebración que en esa comunidad haya ganado holgadamente un partido con el historial gangsteril que tiene el PSOE allí, donde lleva gobernando y también robando y cometiendo abusos más de 30 años. Hay una cosa que no es nada sutil, Antonio: al PP o al PSOE se les puede rechazar por sus propios actos, mientras que condenar a Podemos por los actos del chavismo resulta un poco injusto. Échale un vistazo a esta legislatura. Si el PP nos vuelve a gobernar después de todo lo que ha hecho, lo pagaremos muy caro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, solo dos cosas:

      - que gane el PSOE o el PP aquí o allá me parece de lo más lamentable y casi increíble. Es inconcebible que se siga votando a gente que ha llevado la corrupción a extremos de delirio. Yo condeno moralmente a ambos partidos. En su momento voté al PSOE, Nunca al PP, pero hoy los dos me parecen lo mismo en materia de corrupción. Insisto, no tengo ningún problema en condenar a los dos. Es más: Me lo pide el cuerpo y la mente, como a muchas otras personas.
      - No he dicho ni insinuado que debamos condenar a Podemos por los actos chavistas. Lo que digo es que hay que condenar moralmente a un partido (Podemos) por no condenar las acciones chavistas referidas: encarcelar a los líderes de la oposición al chavismo. Igualmente, condenaría moralmente a un partido que no reprobara la pena de muerte para los homosexuales, barbaridad que algunos países siguen perpetrando.
      - Y así como yo condeno moramente al PP al PSOE (y al chavismo), me encantaría que tú, Pablo, hicieras los propio con Podemos por no reprobar este partido los desmanes antidemocráticos de Maduro. Eso es todo.

      Y dicho esto, ahora sí que te prometo no volver a hablar aquí de Podemos. Tal vez en la Roda. Si se tercia.

      Raus

      Eliminar
  5. Un momento, Antonio:
    1) Aquí puedes hablar de Podemos y de lo que quieras.
    2) Yo no puedo condenar a Podemos porque no ha hecho (aún) nada condenable. Las cosas condenables que han hecho Errejón o Monedero por supuesto que las condeno, pero, de momento, son cosas de esos señores, no de su partido, que haría bien en marcar claramente las distancias con esas conductas. Si fueran sensatos, a Monedero deberían colocarlo en el dique seco. La pregunta es: ¿son sensatos?
    3) Enlazando con lo anterior: YO NO SOY DE PODEMOS NI DEFIENDO A PODEMOS, salvo en los casos en los que se les pidan a ellos cuentas por cosas por las que a otros peores no se les piden. Criticaré a Podemos por sus estúpidos e infantiles devaneos con el Chavismo, pero esas son cosas criticables, no condenables. Por lo demás, ya les convendría ir soltando ese lastre, que les está perjudicando mucho.
    4) Nos pongamos como nos pongamos, Antonio, Podemos y Ciudadanos son beneficiosos. Son como ese antibiótico que te libra de males muy dañinos. Luego, ellos tampoco son del todo buenos, pero la cuestión es esta: curémonos primero la gripe aviar y luego veremos qué hacer contra los males (menores) que trajo el remedio.
    -Sé perfectamente lo que condenabas y lo que no condenabas, faltaría más, como sé muy bien que aborreces y criticas muy acertadamente al PPSOE, ¡joder, Antonio, a estas alturas de la película!
    -Lo de La Roda puede ser apoteósico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé perfectamente, Pablo, amigo, que aquí puedo hablar de lo que desee. Pero no tiene sentido repetirse. En cualquier caso, quede claro que me alegro enormemente de que el PPSOE estén preocupados y nerviosos.
      No estoy seguro que lo de la Roda vaya a ser apoteósico. Ten en cuenta que todos vamos a ir muy rodados, valga el chiste tonto. No habrá sorpresas.

      Raus

      Eliminar