domingo, 27 de octubre de 2013

La AVT, el PP y UPyD no tienen derecho a manipular a las víctimas

   Para entender bien este artículo evitándonos precisiones que lo alargarían innecesariamente, no vendría mal que le echaseis un vistazo al que sobre la doctrina Parot hace en El bisturí mi amigo Paco, por dos razones: su excelente relato y valoración de la historia de este asunto y un comentario mío donde aporto algunos elementos más acerca del tema.
   No es necesario explicar que, hace unos días, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos emitió un fallo que consideraba no ajustada a derecho la doctrina Parot, la cual en su día sirvió para que, tratando de enmendar las aberraciones propiciadas por el código penal de 1973 (o sea, el último de la época franquista), quedaran con penas irrisorias crímenes tremendos. Descendiendo a los hechos concretos, se trataba de evitar la impunidad, sobre todo, de un buen puñado de terroristas, pero también de un número menor de violadores o violadores asesinos auténticamente repugnantes y que no hay que echar en olvido. Aunque la inmensa mayoría de los españoles seamos personas de bien a quienes nos indignaban esos crímenes, los que tenemos los pies en el suelo éramos conscientes de que la doctrina Parot, basada esencialmente en la aplicación retroactiva de las leyes, tenía pocas perspectivas de viabilidad en un estado que pretendiese ser de derecho e inserto en una Europa democrática: el problema real, repito, eran los errores de una legislación anterior, cosa complicada de arreglar.
   Sucedió el hecho de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) recibió esta sentencia con una reacción histérica y desmesurada, propiciada en gran parte por la personalidad de su presidenta, Ángeles Pedraza, una mujer a la que, a todas luces, le viene grande la alta influencia emocional de que está cargada la AVT, y lo digo simplemente porque esta señora, desde entonces, ha tenido en varias ocasiones el desparpajo de decir (nada menos) que el Estado español debe incumplir esta sentencia: ¿quién es Ángeles Pedraza para decretar tal enormidad, que sacaría a España de los círculos de la credibilidad democrática? Como ya se ha dicho muchas veces, las víctimas de todo tipo de crímenes, incluidos los terroristas, tienen derecho a la mayor consideración, pero eso no da a quienes se hallan el la cúspide de las asociaciones de víctimas la prerrogativa de manipular su muy respetable memoria en beneficio de sus intereses personales o de sus particulares visiones políticas.
   Y de eso se trata: de la manipulación de la memoria de las víctimas, porque hoy Madrid ha sido escenario de una lamentable ceremonia de tan execrable acto, en la cual han participado el PP (estaba y se le esperaba) y UPyD (con una penosa actitud carroñera, porque, como de hecho está sucediendo, sabía que los guantazos se los iba a llevar todos el oficiante mayor, o sea, el PP).  El espectáculo ha sido lamentable. El TEDH no ha fallado contra las víctimas, sino, como es su obligación y debemos agradecerle aunque esta vez nos contrarie, a favor de esos derechos humanos por los que debe velar. Aclarar esta diferencia es algo en lo que el Gobierno y el PP (y UPyD) deberían haberse aplicado, pero, demagógicamente, han elegido agregarse a una ceremonia de la confusión, cosa que no es buena para España y no creo que beneficie a la dignidad de las víctimas ni a su  memoria, como pretende UPyD.
   Hoy, en "El País", alguien señalaba muy acertadamente que para los beneficiarios de esta sentencia no representa demasiada gloria volver al País Vasco en el mismo tren que un violador; otra cosa que también se ha señalado ya a menudo es que la AVT, por sus consignas, con demasiada frecuencia, más que una asociación de víctimas, parece una organización política de ultraderecha, como le he oído a Pernando Barrena, y no es bueno que el aberchalismo demuestre en nada más clarividencia que el PP o UPyD. ¿Qué hacían representantes electos de este partido en la concentración de hoy? ¿Méritos electorales? ¿Para ganar qué votos? ¿Aclarará alguna vez UPyD cuál es su fondo ideológico o nos bastará con guiarnos por sus hechos? ¿Qué hacían gobernantes del PP como Ignacio González o Ana Botella protestando contra una decisión del TEDH? Demagogia y un flaco servicio a España, a la que ya ridiculizaron con lo de los JJOO y ahora ponen en una evidencia mucho peor con esto. Sus cargos conllevan representación institucional y de los ciudadanos en su totalidad, lo cual es muy serio: si no entienden esto, que se vayan. ¿Qué hacía Esperanza Aguirre? Lo suyo, enredar: "Esa sentencia es infame porque no tiene crédito y es algo vil", dice la que durante ha años ha presidido la Comunidad de Madrid, Dios nos valga. ¿Qué hacían, aparte de sembrar confusión, Floriano, Arenas y González Pons, que pretendió arrastrar al PSOE a este gran error político? ¿Os imagináis a los dos partidos que han gobernado y pueden gobernar España juntitos en una manifestación contra una sentencia del TEDH? ¿Qué imagen habríamos dado en el mundo? Lo único que nos faltaba. Cuando pienso que el PP puede volver a gobernar, me dan escalofríos. 

4 comentarios:

  1. Tantos años en el PP alimentando al monstruo para ahora darse cuenta de que sigue teniendo hambre y lo mismo se come a sus cuidadores. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/10/el-partido-antisistema-popular.html

    ResponderEliminar
  2. Ateo, entro en tu blog y veo sobre este asunto un artículo del día 25 en el que aparecen muchas de las ideas que están también en este, y es que hay cosas que se caen por su propio peso y solo deja de verlas el que no quiere verlas. Este es uno de los monstruos del PP (tiene bastantes más): demasiado a menudo, se deja guiar más por dogmas insostenibles que por razonamientos. Eso tiene mucho peligro.

    ResponderEliminar
  3. Es lamentable que se mezcle todo esto como si de un coktel se tratase, sin pararse a pensar en las consecuencias que ello pudiera tener ante la opinión pública mundial y los que razonamos, por lo menos de vez en cuando. Es aberrante y es lo que dan a entender algunos partidos políticos y militantes, que ante la inexistencia de terrorismo y una Oposición que sea capaz de aclarar las diferentes etapas por las que hemos tenido que pasar y seguimos pasando, no tengan otras alternativas politicas que afecten positivamente a los Ciudadanos que no sea la de demonizar a los demás y si es preciso echar la culpa de lo sucedido a Gobiernos o Presidentes anteriores utilizando el terrorismo aunque sea por una sentencia del TEDH. Uno siente el terrorismo como el que más y siente que haya victimas que siguen sufriendo sus efectos, pero de ahí al "todo vale", pues la verdad es que no. Gracias Pablo por tus opiniones, porque no dejan de ser muy clarificadoras y tus razonamientos sí son sostenibles.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Paco. Este tipo de cosas asustan un poco, porque en esa manifestación había -también se han dejado oír- personas de posturas muy razonables y respetables, tanto políticos como familiares de víctimas, pero da la impresión de que el mensaje que ha predominado ha sido el de la reivindicación de posturas muy extremistas (tales como la insumisión ante la sentencia o la condena de Zapatero o el mismo Rajoy, que nada tienen que ver con ella, y hasta cosas peores), muy poco democráticas y manipuladoras de las víctimas. Eso es peligroso y poco constructivo. Ateo tiene razón cuando señala que esto al PP se le está yendo de las manos, y hay cosas con las que conviene ser muy serios. Hoy, en "Salvados", advertía Pérez Reverte acerca de lo poco razonadores y lo amigos de la barricada que somos los españoles: son cosas que, encima, no se pueden fomentar desde arriba.

    ResponderEliminar