lunes, 4 de marzo de 2013

Un par de "cosillas" sobre Eurovegas

    Hoy me he encontrado un par de "cosillas" sobre el penoso asunto de Eurovegas. Helas aquí:
    1.- Esta carta publicada en "El País" por alguien llamado Juan Fernández Sánchez: ¡Hagan juego! En ella, su autor  (a quien felicito) nos muestra el camino que planes como Eurovegas marcan para nuestro futuro económico: reconvertir a los investigadores en crupieres. El "proyecto" del PP para nuestros jóvenes. Leed la carta, es cortita e ilustrativa. 
    2.- Esta noticia: Las Vegas Sands admite su "probable" implicación  (¡ja, ja, ja, ja, ja!) en sobornos fuera de EEUU. Un comentarista del foro de la noticia dice con lacónico acierto: "Entonces han venido al país adecuado". En efecto: mientras en su país se les controla, en el nuestro se les dan faclidades hasta para saltarse las leyes. No me cansaré de decirlo: el PP nos ha convertido con Eurovegas en una república bananera

2 comentarios:

  1. He leído la carta y esto, aparte de provocar un profundo asco, es muy peligroso. Corre una afirmación errónea: la de que en España hay demasiados universitarios y por lo tanto sobran. Quizá hay muchos universitarios mal preparados en ciertas carreras, algo que sabemos dado el calamitoso estado al que han llevado la enseñanza los políticos, y donde el PSOE, acumula culpas que espero arrastre en el infierno de la memoria. Pero España tiene menos universitarios que otros países, y casos como el de esa chica son de vergüenza. Eso sí los hijos de los políticos que probablemente sean tan zoquetes como sus padres, tendrán acceso a buenos puestos, no tendrán que trabajar de croupier ni de limpiadora porque ellos seguro que no sobran.
    Alemanis se frota la manos de satisfacción cuando le llegan trabajadores de alta calificación a los que no ha tenido que formar

    ResponderEliminar
  2. Y que tienen que pasar un noviciado de varios años con pretextos tales como su origen externo o su desconocimiento del idioma. En todo caso, yo soy poco amigo de reclamarles cosas a los alemanes, porque nos aventajan en cosas como seriedad, autoestima, capacidad de sacrificio, conocimiento de lo que les conviene, lealtad a sí mismos y honestidad. Esto último lo digo porque en Alemania sería imposible ver lo que estamos viendo aquí: que a un trabajador cualificado (en general, joven) se le paguen entre 500 o 900 miserables euros (cuando tienen la suerte de que se les pague) por realizar tareas que exigen alta cualificación, esas tareas por las que en la misma empresa, a un ejecutivo consolidado, se le están pagando de cinco mil euros para arriba. Casos de estos aquí los hay para aburrir, porque este es uno de los motivos que están echando de España a los jóvenes en general y a los más cualificados en particular. Creo que hoy en día se está haciendo literal el tópico de que España es una madrastra que maltrata a sus hijos, pero añadiendo un matiz: bajo la dirección de los más repulsivos de estos, que se han hecho los amos de la casa. Acerca de los hijos de los políticos, tú conocerás muy bien un ejemplo: el de Andreíta Fabra. Pensemos que esta señora es nada menos que diputada en las Cortes por el exclusivo mérito de ser la hija de su ejemplar papá, muestras ha dado ya de cómo sigue sus pasos. ¿Qué mejor ejemplo de lo bajo que hemos caído?

    ResponderEliminar