jueves, 17 de mayo de 2012

El adiós de Deseducativos

   Acabo de leer el que será el último artículo de Deseducativos. Me  enteré de la existencia de esta página hará unos tres años y me hice inmediatamente lector y colaborador de ella por una razón: mantenía una posición de crítica radical al sistema logsiano y al desastre que ha traído a la enseñanza española. En Deseducativos nos dábamos cita un grupo de personas contrarias a estos males de nuestro sistema: el imperio de la burocracia, la persecución de los contenidos, la presión por el aprobado regalado, el empobrecimiento de los programas, la permisividad con los alumnos cerriles, la supervaloración de los departamentos de orientación, la pasividad cómplice del profesorado, el papanatismo TIC, los bilingüismos frívolos, los abusos y privilegios de la concertada... en fin a todas estas y a otras muchas cosas de las que he hablado en los 73 artículos sobre educación que llevo publicados en este blog, que con este serán 74.
   Deseducativos se mantenía en pie gracias a la colosal labor de mi amigo David López Sandoval, que finalmente no ha podido continuar con ella. No era solamente una página de análisis, debate y crítica, sino que cumplió -he tenido muchos testimonios de ello- otra función que quizás haya sido la más importante: servir de referencia y de apoyo siquiera moral a un buen puñado de profesores que se enfrentaban a todos esos males antedichos y los padecían en solitario y bastante desmoralizados. A algunos de estos profesores les he oído (o, más bien, leído) decir que ese apoyo les sirvió para convencerse de que ni estaban locos ni eran unos marcianos, de que había más gente que pensaba lo que ellos y que lo que ocurría en sus centros, simplemente, era que la gente veía las aberraciones en materia de notas o de disciplina (por ejemplo) que ellos veían, pero guardaba silencio. Siquiera por esta labor, Deseducativos ha sido una página muy positiva, pero no quiero cerrar este artículo sin hacer referencia a que también fue el marco de propuestas muy interesantes, la más valiosa, pienso, el Manifiesto de maestros y profesores (podéis verlo aquí, aquí y aquí), que no era una divagación nebulosa, sino un documento que presentaba unas bases muy realistas a partir de las cuales se podía elaborar una mejora de nuestro sistema educativo.
   Era lógico pensar que un puñado de profesores no podía mucho frente a las poderosas y bien organizadas estructuras que hoy tienen secuestrada y machacada a la enseñanza. A los deseducativos nos queda, no obstante, el haber cumplido el papel de testimonio, de ser esa minoría que no aplaudió el desastre ni lo contempló en silencio. A mí no me parece poco.

17 comentarios:

  1. Las cosas son así, Patricia, pero, si vas a la página, verás que tampoco es que nos hayamos reducido a cenizas.

    ResponderEliminar
  2. Pues solamente falta que aquellas informaciones que tratan de dar luz a tanta oscuridad, vayan terminando por los motivos que sean. Estamos en una época en la que creo que la diversidad y la independencia de la información ya sea educativa o de cualquier otra índole es un bien demasiado preciado como para abandonarlo. Esperemos que las causas no tengan ningún efecto dominó y podamos entrar en lugares como este para recabar la información que no siempre se nos dá en otros medios.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. A mí, Pablo, la verdad, el cierre (oficial, por así decir) de la página me parece triste. Es cierto que ya casi todo estaba dicho, o lo más importante, pero al igual que son necesarias esas revistas que mezclan el humor y la denuncia política o social, también lo son páginas como Deseducativos: sigue siendo necesario denunciar las tropelías mientras se sigan perpetrando. Hoy tenemos más necesidad de ello que nunca. Eso sí: un blog de ese tipo debe ser serio y formal de principio a fin y no dejar que los indeseables y saboteadores campen por sus respetos, que es, en mi opinión, lo que ocurrió en más de una ocasión.
    Creo que estamos en deuda con David. Se merece, al menos, una cena en su honor.

    Raus

    ResponderEliminar
  4. En cuanto a lo de la cena, sabes que algo se está organizando. El problema para la pervivencia del blog es el de la dedicación que lleva mantenerlo. Al tener que dejarlo David y no haber hallado vías para contratar a alguien que se ocupara por él, se ha llegado a este final. Es posible incluso que haya que cerrar la página, porque, al parecer, mantenerla sin publicar nada cuesta dinero. Desde luego, coincido contigo en que el momentohace más que necesaria una página como Deseducativos, pero las cosas a veces no ruedan como nos gustaría.

    ResponderEliminar
  5. Sí, sí, lo sé, Pablo: se cierra porque no hay más remedio. Una pena. En cuanto a la cena, pues lo de siempre, dudo que pueda asistir. Otra pena.

    Raus

    ResponderEliminar
  6. Pues tú lo has dicho, Antonio, una pena, porque a ti (al contrario que al general Armada) se te espera.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Pablo. Lo mismo digo yo de ti, que espero conocerte en persona pronto. Otra de las excelentes cosas de Deseducativos es que me ha brindado (o nos ha brindado) la posibilidad de conocer a personas de gran valía. Sólo por eso ha merecido la pena.

    Raus

    ResponderEliminar
  8. Estimados amigos, antes de cerrar la página caben dos soluciones sencillas: 1) que en el próximo encuentro acordemos un fondo para mantener la página (no sería tanto); y 2) como sugiere Hesperetusa se podrían migrar los contenidos a una página gratuita en Wordpress o de Google. Y ya de paso se podría hacer una limpieza total de comentarios imbéciles de trolls y descerebrad@os. En cualquier caso antes de llegar a que desaparezca, sería necesario que cada autor salvase sus materiales para reutilizarlos, ya sea en su propia página o en otra creada a tal fin.

    Como podéis comprobar, la crisis ha producido un efecto que ha sido, como no podía ser de otro modo, aprovechado por las fuerzas progres y sus sectas para renovar su discurso de la maravilla que teníamos y la maravillosa escuela pública. Olvidando lo poco que se habían preocupado hasta ahora por ella y su responsabilidad en el desmantelamiento de la misma. Es un efecto tan perverso como lógico. Lo que sea, no lo sé. Bueno, sí lo sé: el aburrimiento de la batalla política a la española (gritona, esperpéntica, boba, demagógica en extremo,...) Lo de siempre. Uno no sabe ya qué hacer. Si te posicionas en contra de las políticas del PP, es inevitable hacerle el juego a los nefandos sindicatos y al discurso pedabobo. Y si lo haces a favor, le haces el juego a los impresentables neoconservadores neocatólicos, que en efecto lo único que les interesa es que trabajemos full time y darle la puntilla a la pública. ¿Qué hacer? ¡Ay!

    un abrazo para los dos y espero que nos veamos algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! No creo que hacer 'limpieza' en deseducativos sea necesario, ni tal vez conveniente. Eso supongo que os llevaría trabajo, y creo que el sitio es fantástico tal como es, y fiel reflejo de la realidad (incluyendo los comentarios poco apropiados). Una migración a un sitio seguro y permanente y a ser posible gratuito sería ideal. Saludos.

      Eliminar
  9. Hola, Francisco Javier. Me parece bien lo que propones. Creo que son contenidos cuya actualidad merece un escaparate público. A alquien benficiará su lectura.
    Y sí, la política educativa sigue hecha unos zorros. De pena.
    A ver si algún día podemos vernos todos.

    Un abrazo.

    Raus

    ResponderEliminar
  10. Atinado comentario, Javier: las miserables puñaladas de la derecha cavernícola española han dado oxígeno a los absurdos dogmas del pedagogismo "progre" español, que ya estaban moribundos. Resultado: la enseñanza, un poquito más hundida. Hace años, alguien me decía que los políticos españoles no están interesados en que la enseñanza pública mejore, pero yo me negaba a creerle. Ahora no solo le creo, sino que voy más lejos: no solo no están interesados en que mejore, sino que parecen conjurados en que empeore hasta derrumbarse, los hechos no dejan lugar a dudas.

    ResponderEliminar
  11. Hola Pablo, Javier y demás comentaristas,
    antes de nada aprovecho para felicitaros las fiestas y desearos un feliz año nuevo, aunque la situación no es ni mucho menos para echar cohetes, y en educación, menos. ¡Ay! ¡para cuántos artículos daría la ley Wert y la LOMCE en Deseducativos! En fin, algún proyecto para revivir la página? Porque estoy segura de que todos nosotros, los Deseducativos, estamos a la espera, pero en ningún caso nos hemos rendido. Un saludo desde Galicia. Ana Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana Belén, me alegro mucho de verte por esta humilde casa, una vez se nos cerró el palacio de Deseducativos, donde solíamos coincidir. Ciertamente, la educación sigue estando apaleada y tenemos el honor de recibir mamporros de todas las tendencias políticas: PP, PSOE, nacionalistas, progresistas, ultramontanos, con el resultado de que somos un sector que mola mucho, ya que nuestros cardenales son de todos los colores. En cuanto al reflotado de Desducativos, te diré que Mariano anda queriendo mover algo, pero no encuentra mucho eco, empezando por mí mismo, que a menudo le digo que ya no tiene demasiado sentido, aun reconociendo el valor (en todos los sentidos de la palabra) que tuvo. Así piensan también, por ejemplo, Maximiliano y, creo, Javier. Hace unos días estuvimos tomando unas cañas Mariano, Antonio Sánchez, Moreno Castillo y yo, y Antonio parecía estar algo más de acuerdo con Mariano, pero Ricardo era más de mi parecer, lo mismo que Antonio Raus, quien, como también suele asomarse por aquí, te podrá decir él mismo lo que piensa. En lo que todos coincidimos es en que, entre sus muchos buenos resultados, Deseducativos tuvo el de hacer que nos conociéramos y convertirnos en amigos. Eso sí que no nos lo quita nadie, Ana Belén. Si algún día quieres dar eco a algo, tienes mi blog como plataforma; no es tan potente como Deseducativos, pero lo leen unas cuantas personas. De mí te diré que me encuentro muy escéptico, ya que no solo es la fuerza, el número y los pocos miramientos de los que nos sacuden, es también que pertenecemos a un colectivo débil y en el que abundan los que no saben lo que les conviene, los recientes conflictos lo han demostrado. Un saludo y feliz año nuevo.

      Eliminar
  12. Acabo de leer un correo que me ha enviado Antonio Raus y tendré que hacer alguna matización, Ana Belén, ya que me dice que tiene deseos de escribir algo, a la vista de cómo rueda todo en este país. Sigo pensando, no obstante, que no es un entusiasta del reflotado de Deseducativos, así que debe de estar pensando en algún otro receptáculo. En cuanto a Francisco Javier, sé que él está por la labor de hacer algo, de mantener una voz que podría ser Deseducativos, pero por lo que he hablado personalmente con él, creo que es muy consciente de las dificultades y contras del proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo!
      me ha alegrado mucho tener noticias de otros asiduos a Deseducativos. Por aquí estoy otra vez, leyendo tu artículo sobre los delirios de Mas y compañía. ¡Qué pena ver cómo este país se viene abajo! Aunque pensándolo bien, nada sorprende ya de la clase política de este país, que desde luego no merece el calificativo de política, palabra con una etimología demasiado hermosa para definir a semejante casta de parásitos, corruptos y rufianes.
      Volviendo al tema de Deseducativos u otro espacio web alternativo, apoyo totalmente la moción. Es más, creo que es necesario viendo lo que se avecina: los titulares de la ley que se nos echa encima se los están llevando la cuestión catalana, la religión y su alternativa evaluable (¡con la iglesia hemos topado!) y la asignatura que va a sustituir a EpCm, mientras tanto, la inmensa mayoría de la gente no tiene ni idea de que eso no es lo peor, pues las Humanidades reciben un nuevo varapalo con la desaparición, entre otras calamidades, de la Cultura Clásica y la optatividad del Griego en 2º de BAC ¿y se ha oído algo de esto en los medios de comunicación?.
      Por otra parte, y aunque las cosas no estuvieran tomando este rumbo, se echa de menos muchísimo ese lugar de encuentro, donde al menos podíamos quejarnos, darnos ánimo y soñar con tiempos mejores.
      En fin, a la espera de que, lo mismo que el Ave Fénix, resurjamos de las cenizas, te felicito por este magnífico blog y aprovecho para saludarte nuevamente y enviar saludos a Raus, Francisco Javier y Ricardo Moreno Castillo.

      Eliminar
  13. Gracias por este correo tan entusiasta, Ana Belén. Desde luego, coincido contigo en que la educación sigue tan mal como antes y en que los planes que vienen (que, en muy gran parte, asustan) no están siendo sometidos a la publicidad y el debate que debieran. al hilo de esto y viendo también una gran verdad: que la pérdida de Deseducativos nos ha dejado un tanto abandonados, se me ha ocurrido que tal vez, entre otras cosas para no tener que recibir tus comentarios y otros parecidos en artículos atrasados que solo vamos leer tú y yo, esté bien que abra en este blog una sección periódica para el debate educativo. Voy a pensar si la cosa es viable. Te mantendré informada. Un saludo.

    ResponderEliminar