domingo, 8 de abril de 2012

Andalucía tuvo que ser

   ¿Se ha puesto en marcha una medida en la enseñanza que es un nuevo no va más del vanguardismo? No le quepa a usted la menor duda de que tal evento habrá tenido lugar en Andalucía. En esta ocasión se trata de la equiparación entre la religión protestante y la católica en la oferta educativa de los centros sostenidos con fondos públicos.
   Como ya he manifestado en varios artículos, especialmente en Ciencia, convivencia y creencia, que hasta parece que ha resultado profético, la religión no debería ser una asignatura en el sistema educativo de un país aconfesional, ya que pertenece al ámbito de las creencias particulares, además de otras razones que podréis ver en el artículo citado.  Entre esas razones está el caos de ofertas religiosas en que pueden acabar convirtiéndose los centros si un día nos dedicamos a dar catolicismo, protestantismo, judaísmo, budismo, islam, animismo... ¿Por qué no? A los centros educativos españoles de hoy podrían acudir personas de todas esas creencias, recalco: creencias. Los colegios e institututos solo deberían ser templos del saber y la cultura; para las religiones, cada una tiene ya los suyos propios, es ahí donde deben hacer el proselitismo, la evangelización o como le quieran llamar. ¿Qué día empezarán nuestros políticos a tomarse la educación en serio? Me temo que no está cercano, a juzgar por cómo se empeñan en apalearla cada día más.  

2 comentarios:

  1. Parece un chiste. Dan ganas de reir (por no llorar, claro). Qué lamentable es todo..¡y lo que nos queda por ver, compañero!

    ResponderEliminar
  2. Lola, a la educación le están arreando por todas partes. Unos con su buen rollito y otros con su propósito de convertirla en un negocio, sea como sea, la están machacando de manera inmisericorde. El mundo no se hundirá, los chicos conseguirán sacar provecho de la escuela según las capacidades de cada cual, nosotros haremos día a día lo que podamos, pero lo cierto será que, en lo que se refiere al funcionamiento del sistema como conjunto, habrá una distancia lamentablemente larga entre lo que debieramos tener y lo que están dejando.

    ResponderEliminar