miércoles, 13 de enero de 2010

Los cuatro magníficos

Resulta que en el IES "Universidad Laboral" de Toledo hubo cuatro alumnos que a finales del año pasado no tuvieron más digna ocurrencia que amenazar reiteradamente a una profesora de muerte y de violación. La profesora denunció el hecho y pidió la ayuda y la solidaridad de sus compañeros, muchos de las cuales, entre ellos, el sindicato CSIF, se la mostraron, y aprovecho esta oportunidad para expresarle la mía. A finales de noviembre, esos alumnos fueron expulsados durante quince días. En el momento en que escribo estas líneas (hay noticias en El País y en ABC), la profesora, que solicitó también el cambio de centro de tan ejemplares ejemplares, ejerce su trabajo en las condiciones de salud y presión que cualquiera puede imaginar y tomando tranquilizantes, entre otras cosas. Este suceso ha tenido otras dos consecuencias que merece la pena destacar:
Consecuencia número uno. La fiscalía de menores de Toledo ha abierto un expediente a esos cuatro dignísimos ciudadanos, cosa lógica, si se tiene en cuenta que su comportamiento cae de lleno en lo delictivo.
Consecuencia número dos. El viceconsejero de educación, un tal Pedro Pablo Novillo, ha declarado que el problema ya está resuelto (!), puesto que se ha propuesto y aceptado que los alumnos cambiasen de grupo (ver El País de hoy) para no coincidir con esa profesora, cosa también lógica, si se tiene en cuenta lo que corre hoy en día por ahí ostentando cargos en el sector educativo.
Quiero haceros un comentario muy personal: a juzgar por su nombre, el centro donde han ocurrido estos hechos en su día debió de ser una universidad laboral, es decir, uno de esos internados donde en mis tiempos estudiamos becados muchos españolitos, después de ganarnos tal privilegio superando una prueba. Os puedo asegurar que fueron centros con prestigio muy merecido, y que siempre me enorgulleceré de haber estudiado en dos de ellos, el de Cheste y el de Córdoba. De alguna manera, considero a estos caballeros de la noticia compañeros míos, aunque de este extremo no puedo decir que me enorgullezca.

2 comentarios:

  1. Magnífico blog, muchas gracias y que dure mucho, mucho, vamos que no te canses de escribir.

    Saludos cordiales,

    Francisco

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo desconocido. Ya sabes cuál es tu casa.

    ResponderEliminar