jueves, 5 de noviembre de 2009

Enemigo a las puertas

Me permito robarle el título a la excelente película de Jean Jacques Annaud para reflexionar sobre algo que me dejó con una pequeña duda hace unos días, cuando los medios informaron acerca de la última encuesta del CIS. En sus noticias, dieron muchos detalles sobre el balance entre el PP y el PSOE y la ventaja que adquiría el primero, e igualmente pudimos ver muchas reflexiones acerca de cuándo se había hecho la encuesta y del influjo o no en ella de la crisis económica y el lío interno del PP. Muy bien, pero... ¿y los demás? ¿Qué pasa con ellos, que no existen o que no importan? ¿O quizás era que lo que salía sobre ellos no importaba al gobierno, tradicional cocinero de la presentación de los datos, o a los medios afines a cada uno de los grandes, que ejercen el importante papel de transmisores? Piense cada cual lo que quiera.
A mí, concretamente, me interesaba saber esto: ¿qué pasa con UPyD? ¿Sube, baja o se ha ido a comprar tabaco? Pues bien, para averiguarlo, tuve que meterme en la página del propio partido (tenéis su enlace en este blog), lo que no deja de ser vergonzoso, habiendo como hay en España medios de comunicación, y más si se tiene en cuenta que la información escamoteada era muy relevante, pues UPyD tiene según las encuestas una estimación de voto de 1'3 millones (un millón más que en las pasadas elecciones generales), que le concedería un 5'3 del voto válido emitido y la situaría de forma incontestable como la tercera fuerza electoral de España.
Curioso, ¿no? Con esas cifras escamoteadas, UPyD ya sería un partido con mucha capacidad de influir en las decisiones (y no digamos, si se cambiase la aberrante ley electoral), con lo que se convertiría en un inesperado elemento en el acartonado statu quo actual, que tal vez resulte indeseado además de inesperado.
¿Será por eso por lo que UPyD ha sido ninguneado? ¿Será que se ha convertido en el enemigo a las puertas?
Si queréis ampliar información sobre los resultados de UPyD, pulsad este enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario